Manías


Titulo del Oneshot: Manías
Parejas: KyuSaeng
Tipo: Yaoi
Género:  angst, slash, OTP, POV, AU
Clasificación: Rating {NC-17}
Comentario de la autora: Como es songfic, no tengo una descripción... simplemente puedo decirles que busquen el tema en youtube para que lo escuchen mientras leen... lo siento, pero cada que pienso en ésta parejita, no puedo dejar de imaginarlos así, angst y con la ausencia de Kyu Jong...

La noche huele a ausencia, 

La casa esta muy fría, 

Un mal presentimiento, 
Me dobla las rodillas 


Baje del tren, cansado, con mis pasos un poco lentos, mis hombros adoloridos de estar todo el día en un escritorio revisando papeles y firmando documentos, en mi mente solo hay una idea, llegar a casa, tomar un baño y meterme a la cama para descansar...

Abrí la puerta, esperando ver una señal de ti, pero la casa está completamente oscura... lo había olvidado de nuevo...

Aún así, camino encendiendo luces por toda la casa, tal vez todo haya sido solo un sueño y tu estas esperando como cada noche a que éste tonto regrese a casa, cansado y sin ganas de escucharte...

El recibidor luce sombrío, mi atención se fija solo en ese florero que hoy luce vacío, no hay flores que adornen su soledad, no hay quien las traiga a casa... aprieto los labios conteniendo ese temblor repentino al sentir mi corazón estremecerse... aún recuerdo el mismo escenario, con un enorme ramo de rosas blancas...

Te busco en el espacio, 
De mi angustiada prisa, 
Y solo encuentro rasgos, 
De tu indudable huida. 


La sala ahora oscura, el televisor apagado... a mi mente vienen esos programas de variedades que solías ver, tu risa inundando la habitación, mi leve sonrisa al ver como perdías el control de tu risa con cada broma dicha en la televisión...

Ahora, me parece que ha pasado mucho desde que vi un programa...

El control sigue en la mesita de noche, junto a la lámpara, ahí donde solías dejarlo mientras me sostenías entre tus brazos y acariciabas mi cabello, y yo caía rendido por el cansancio, sin cruzar palabras, sin decir un simple hola para ti...

Cerraba mis ojos mientras escuchaba tu voz hablar sobre lo que habías hecho durante el día, lo bien que había salido ese proyecto en el que trabajaste, o la fuga de agua que habías tenido que reparar tu mismo en el baño, hasta que tu voz se hacía cada vez más lejos y quedaba dormido...

A donde vas, por que te vas, 

Por que dejaste un gesto, 

De ti por cada esquina. 


El refrigerador está vacío, era de esperarse, quien siempre regresaba a casa con una bolsa de comestibles eras tu, quien dedicaba las noches a preparar lo que comeríamos al día siguiente también eras tú...

Me acostumbré al olor de tu arroz, y al exquisito aroma del asado que solías preparar los fines de semana...

En un rincón puedo ver un pequeño traste de plástico, no lo había visto, lo tomo entre mis manos y quito la tapa, descubro un poco de ese arroz; seguramente el último que preparaste... acerco mi nariz un poco, ansioso, deseando que aún conserve su olor...

Respiro hondo decepcionado... con el dolor de mi corazón camino hasta el bote de basura y vacío el contenido para después dejar el traste en la pila que se acumula en el fregadero... observo la pila de platos y sartenes, hago una mueca, estoy preocupado, creo que ya no tengo nada limpio para usar... pero de nuevo respiro hondo, apago las luces y salgo de la cocina...

Si te llevaste tanto, 

En solamente un día, 

No te costaba nada 
Cargar, con tus manias. 


El silencio de la casa comienza a parecerme insoportable, en verdad extraño tu voz, aunque la mayoría de las veces solo contestaba por inercia, sin saber exactamente lo que habías preguntado... hoy quisiera recordar cada una de tus palabras...

Antes de irme a dormir entro al baño, necesito darme un regaderazo, pero en cuanto abro la puerta veo la tapa del excusado abajo, un deja vu invade mi mente...

Todas esas veces en que llegaba corriendo a casa, con la necesidad urgente de entrar al baño, encontrar la tapa abajo y maldecir en voz alta, gritarte enojado... “NO DEJES LA TAPA ABAJO!”... momentos preciados para mí en momentos como esos...

Sonrío levemente antes de levantar la tapa... de nuevo un leve temblor en mis labios, de nuevo mi corazón se estruja... me veo al espejo y noto como el agua comienza a acumularse en ellos... Te extraño...

Se te olvido el aroma 

Y el eco de tu risa, 

Se te olvido llevarme 
Pedazo de mi vida. 


Lo peor viene después... seco mi pelo mientras entro a nuestra habitación, y tu inconfundible aroma me golpea, y mis ojos siguen luchando por no dejar salir esas lágrimas... la cama está vacía, totalmente revuelta, mi vida es demasiado agitada como para detenerme a tenderla tal y como tu lo hacías...

Dejo caer la toalla a un lado, y me desvanezco sobre mi almohada... me giro hasta hundir mi rostro en la tuya, aspiro profundamente para llenarme de tu olor... siento como mi piel se eriza al recordar esas noches en que nuestros cuerpos se fundían en uno solo...

Un cosquilleo recorre mi cuerpo abultándose en mi entrepierna... deslizo mis manos por mi piel, nombrándote en silencio, deseando que estés aquí... sentirte de nuevo... que tus manos sean las mías y recorras mi cuerpo con ternura y pasión como solías hacerlo...

Mis manos se encargan de darme un poco de placer, con tu aroma impregnándome y tu voz en mi memoria... esas palabras que solías decirme, mientras me tomabas aún siguen rondando mi cabeza... haciéndome estremecer y llevándome al éxtasis...
Hablando con tu foto, 
y la melancolía 
Después de largas horas, 
Por fin se asoma el día. 


Con mi respiración agitada, las sábanas sucias y mi cuerpo sudado... volteo hacia la mesa de noche, muerdo mi labio al ver tu rostro... sonriendo para mí...

Estiro mi mano para tomar esa foto que me regalaste hace unos años, cuando aún no vivíamos juntos... suspiro enamorado... deseando tenerte conmigo...

-Eres un tonto...- murmuro a la foto dejando salir por fin esas lágrimas que he estado conteniendo...

Abrazo el portarretrato contra mi pecho desnudo, sollozando, extrañándote... hasta quedar dormido...

A donde vas, por que te vas, 
Dejaste mil fantasmas, 
Detrás de las cortinas. 


La luz del sol comienza a molestarme... me quejo como niño... espero a que te levantes de la cama y cierres las cortinas como siempre lo hacías, para después regresar a mi lado y despertarme con un tierno beso...

Sonrío... pero entonces recuerdo que no estás... nadie cerrará las cortinas... nadie besará mi mejilla... hago un puchero, triste...

De pronto escucho el ruido de las cortinas cerrándose... abro los ojos sorprendido... escucho pasos acercarse a la cama... mi corazón comienza a latir desesperado... levanto mi cabeza y entonces en la oscuridad de la habitación veo una figura... creo que mi corazón quiere salirse...

-Kyu...- murmuro... escucho tu risa... y entonces mi corazón se vuelve loco...- KYU!!!...- me levanto de la cama y de un brinco llego hasta tus brazos...
-Wow!!! Cuidado!!...- me dices mientras intentas mantener el equilibrio...
-Kyu!! Regresaste!!!...- enredo mis brazos alrededor de tu cuello...- Kyu!...- beso tu rostro con desesperación...
-Waaa! ¿Me extrañaste?!...- ríes levemente ante mi desesperación... me separo un poco, hago un puchero...
-Si! Mucho!...- contesto...- Dijiste que sólo sería unos días!, pero has tardado un mes!!...- te digo enojado...

Sonríes amable, con ternura acaricias mi rostro... besas mi mejilla... besas mi nariz y finalmente besas mis labios....

-Lo siento... mi hermana en verdad necesitaba mi apoyo... eso del divorcio es muy difícil...- sigo con un puchero...
-¿Y como está?...-
-Mejor, te manda muchos saludos...-

Se te olvido el aroma 

Y el eco de tu risa, 

Se te olvido llevarme 
Pedazo de mi vida. 


Respiro hondo sin dejar de verlo... acaricio su rostro, en verdad lo extrañé... jamás imaginé que mi vida se vería tan afectada si él no estuviera a mi alrededor... sonrío al darme cuenta de que está de regreso...

-¿Qué pasa?...- me pregunta un poco preocupado...
-Nada...- sonrío...- es solo que...- pongo mi cabeza sobre su pecho...- te amo Kyu... te amo mucho, ¿lo sabes?...- siento sus manos acariciar mi espalda...
-Lo sé... y yo a ti más...- besa mi cabeza...
-Kyu...- levanto el rostro para verlo a los ojos... sigue sonriéndome...
-Dime...-
-Nunca me dejes...- su sonrisa se borra por un segundo... solo un segundo y después vuelve a recuperarla...
-No... nunca lo haré...- sonrío tranquilo...
-Te amo Kyu...-

Sujeto su rostro con mis manos para acercarlo y darle un beso más profundo, con mi corazón aliviado de tenerlo de nuevo conmigo... dándome cuenta de lo  mucho que lo necesito... con la esperanza de que jamás se canse de mí... con la intención de hacer más por él... porque soy tan dependiente de él y de todas sus manías...

No te costaba nada 

Cargar, con tus manías. 

FIN
Share:

2 comentarios:

  1. awww que lindooo en verdad que lindoooo kyu se hace extrañar no tengo palabras me encanto :) gracias mew.
    rolena

    ResponderEliminar
  2. sniff sniff buuuu esto me hizo llorar como extraño a mi LINDO LINDO KYU!!!! ...... ver su carita sonriente y dulce......... simpre atento y amable!!! preocupado por todo y todos!!!
    hayyyy buu aun sigo llorando!!!
    lindo lindo!!
    gracias unnie =D

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts