Quiero robarme al novio


Titulo del Oneshot: Quiero robarme al novio
Parejas: SiChul
Tipo: Yaoi
Género:  romance, slash, OTP, POV, AU
Clasificación: Rating {NC-17}
Resumen: Heechul está a punto de casarse. Su prometido busca a su mejor amigo para que sea el padrino de la boda. Un par de cejas negras y unos ojos profundos lo hacen estremecer desde el primer momento. ¿Será capaz de continuar hasta el final con la boda?

-¡Hey Siwon! ¿Cómo te ha ido amigo?...- Siwon sonríe al reconocer la voz de su mejor amigo
-¡Chino! Pues ahora mucho mejor, ¿será que lloverán elefantes rosas? Tu llamada debe estar vaticinándolo!- comenzó a reír, era verdad, desde que terminaron sus estudios, ya hace casi cinco años, no se habían vuelto a ver.
-Tal vez, o quizá sea que el solterón empedernido por fin dará su brazo a torcer..-
-NO! ¿En serio?! ¿Quién fue el encargado de encañonarte?-

Siwon aún recordaba sus años de estudiantes en la Universidad de Seúl, Hangeng y él frecuentemente salían en parejas. Se divertían, pero jamás tuvieron una relación seria con alguno de los chicos.

Si su amigo le estaba hablando porque se casaba, seguramente lo estaban obligando. ¿Será acaso que había embarazado a alguien?

-Na! Me caso con mi novio de años. Cuando terminé la Universidad y regresé a casa, mis padres me lo presentaron.-
-Oh! Entiendo, tus padres quieren que te cases con él.- Hangeng ríe ante lo incrédulo que está su amigo.
-Pues sí y no. Es que no conoces al chico Siwon, es una cosita demasiada bella, aunque tiene su carácter un poco especial.-
-Me lo estás pintando muy bien, ya tengo curiosidad por conocerlo.-
-Pues precisamente para eso te llamo. Viajaré éste fin de semana a Seúl. Heechul y yo iremos a buscar algunas cosas para la boda, él es coreano, así que quiere que la boda tenga motivos de las dos culturas. ¿Podrías conseguirnos un buen hospedaje?...-
-Chino, pero para eso somos amigos; nada de hoteles, pueden quedarse en mi casa. ¿Cuándo llegan?-

Ese fin de semana, Siwon condujo su auto hasta el aeropuerto para esperar la llegada de su amigo y su prometido. Llegó justo a tiempo cuando anunciaban el arribo del vuelo. Se acercó para recibir a los pasajeros y buscar a sus visitas.

Observó por varios minutos buscando, hasta que de pronto escuchó una voz que llamó su atención.

-Ya! ¿Piensan que voy a esperar tres días?! ¿Me pueden decir que voy a hacer sin ropa tres días?!...- un hermoso joven discutía con la señorita del mostrador de la aerolínea...
-Joven, comprenda, tenemos que esperar a que los vuelos lleguen a su destino, buscar si su equipaje se encuentra en alguno de ellos, depende del lugar, tenemos que esperar al siguiente vuelo a Seúl...- intentaban explicarle, pero el joven no parecía estar satisfecho con lo que le decían, por el contrario, más se encolerizaba...
-Voy a poner mi queja en la administración del aeropuerto! Espero que cierren su aerolínea por ineptos!...-

Pese al mal humor del chico, Siwon estaba totalmente maravillado, la forma de expresarse y de moverse del chico, provocaban un sentimiento muy diferente, uno que nunca había experimentado antes. No era solo atracción, sino el querer saber más; conocer cada una de sus expresiones.

Se acercó buscando una pequeña conversación  y quizás pactar un próximo encuentro.

-A mi no me molestaría que estuviera usted tres días sin ropa...- dijo sin pena
-¿Qué?!...- el joven volteó totalmente sorprendido. La encargada de la aerolínea ahogó una risa.
-Siendo usted tan hermoso, ya es un pecado que oculte sus encantos...- siendo un poco atrevido tocó el cuello de la camisa del joven...- con ropas...- sonrió... el joven cambiaba de colores, por momentos pálido, por otros totalmente rojo...
-Es usted un atrevido...- murmuró, pero una leve sonrisa se asomo en sus labios


Todo parecía estar fluyendo como Siwon quería, estaba seguro que no tardaría en obtener el número telefónico del hermoso chico de piel blanca. Pero fue realmente una sorpresa al ver como un rostro familiar se acercaba al joven y le daba un beso en la mejilla.

-Mi amor, ¿encontraste tu equipaje?...-
-¿Hangeng?...- dijo aún shockeado...
-¡Oh! ¡Siwon!...- Hangeng se acercó y lo abrazó con efusividad

Siwon no podía dejar de observar al joven parado frente a ellos, al parecer él también estaba sorprendido.

-Llegaste temprano, recuerdo que no eras muy puntual en la universidad...- ríe mientras se separa...- por cierto...- Hangeng volteó a ver al joven...- te presento a mi prometido, Kim Heechul...- Siwon tenía la boca abierta.

Algo en su interior que estaba comenzando a formarse, de pronto se rompió. Casi pudo jurar que lo había escuchado romperse. Aturdido extendió su mano hacia Heechul.

-Mucho gusto...- Heechul un poco sonrojado le dio su mano
-Igualmente...- le sonrió...- los amigos de Hangeng son mis amigos...-

El único que no sabía lo que había ocurrido momentos antes, platicaba animado de camino a casa de Siwon; los otros dos permanecían en silencio. El más alto de vez en cuando contestaba a su amigo, pero no podía dejar de ver esos ojos por el espejo retrovisor.

-Gracias por recibirnos en tu casa.- Hangeng colocaba las maletas en el piso mientras hablaba.
-Es un placer, ya lo sabes.- el más alto volteó a ver a Heechul...- espero que te sientas cómodo, si necesitas algo solo avísame...-
-Si, gracias...-
-Siwon...- el chico chino interrumpió...- ya que estamos aquí, hay algo que quiero pedirte.- parecía muy serio
-¿Qué cosa?...-

Hangeng caminó hasta Heechul, lo sujetó de la cintura. Sonrió a su amigo mientras su prometido parecía un poco incómodo..

-Heechul y yo queremos pedirte que seas nuestro padrino de bodas...-

Siwon pasó saliva nervioso. Su mejor amigo le estaba pidiendo ser su padrino, debería ser algo sencillo de contestar; pero por alguna razón, algo en su interior le impedía hablar. Por un momento sus ojos se cruzaron con los de Heechul.

Sacudió  mentalmente su cabeza para poner los pies en la tierra, por más atraído que se sintiera por el hermoso joven; éste era el prometido de Hangeng, no había nada que hacer, sobre todo porque la boda se efectuaría en poco tiempo.

Los siguientes días, las cosas no fueron fáciles. El joven se hospedaba en su casa, era inevitable encontrárselo, además no podía ser descortés. 

Hangeng y Heechul estuvieron ocupados haciendo los preparativos juntos los primeros días; después su amigo necesitaba atender algunos asuntos de negocios mientras su prometido se tomaba unas vacaciones para visitar tiendas.

Había sido un día ajetreado en la oficina, Siwon necesitaba llegar a su casa, tomar un baño y descansar. Al entrar, notó que la casa lucía sola; pensó que su corazón podría descansar un poco, no vería al joven durante toda la tarde si es que había salido de compras.

Sin embargo, cuando iba a subir las escaleras escuchó el ruido  de agua salpicar en la pequeña alberca que utilizaba para ejercitarse. Un poco ansioso, caminó sigiloso. Al salir se topó con una visión increíble.

Una hermosa sirena nadando en su alberca. Se quedó parado embobado, siguiendo con la vista al chico que aún no se percataba de su presencia. El joven llegó hasta el final de la alberca, giró bajo el agua y regresó. Su corazón palpitaba ansioso entre más se acercaba a donde estaba parado.

Emergió, quitando de su rostro el cabello y el exceso de agua. Abrió los ojos sorprendido cuando se percató de su presencia.

-Oh! Siwon...-

Nadó hasta uno de los extremos para salir de la alberca.

-Dios...- el más alto murmuró...

Heechul lucía un pequeño bañador en boxers rojo, que apenas cubrían sus glúteos, ajustados a su cuerpo. El color de su piel resaltaba, en el delgado pero bien formado cuerpo. Suspiró comprendiendo que no podía tocar, solo admirar.

-Lo siento, estaba refrescándome, el día ha estado muy caluroso...- el joven se acercó secándose con una toalla...
-No te preocupes, solo que me sorprendió verte...- hizo una pausa y pensó “en ese bañador tan sexy”...- nadando, pensé que habías salido de compras...-
-Ay no, el calor es insoportable, no podría andar de tienda en tienda, adem... waa!- no pudo terminar porque su pie resbaló con el agua en la orilla de la alberca...

Siwon se apresuró para intentar sostenerlo, pudo rodear su brazo en la pequeña cintura, pero no fue suficiente, ambos terminaron cayendo a la alberca.

-¿Estas  bien?...- le preguntó preocupado cuando se recuperaron de la impresión...
-Si... estoy bien...- Siwon lo alcanzó de la cintura para ayudarlo a regresar a la orilla...
-Intenté ayudarte y terminé en la alberca contigo...- rió con la escena, mientras acercaba a Heechul a su cuerpo...
-Oh... tu ropa está toda empapada...- Heechul puso sus manos sobre el musculoso pecho de Siwon...
-No importa...- susurró el más alto un poco nervioso al tener al joven tan cerca, y casi desnudo

Hee levantó su rostro y se encontró con los ojos de Siwon observándolo fijamente. Se quedaron callados, Heechul comenzaba a sentirse nervioso con la cercanía de ese cuerpo tan cálido. Hacía tiempo que no sentía su corazón palpitar de esa manera.

Sus ojos se mantenían fijos... observando como sus pupilas se movían impacientes. Sin darse cuenta sus rostros se acercaban. Siwon quería saborear aunque fuera solo una vez esos labios carnosos.

Heechul, quería saber si besándolo borraría de su mente a ese hombre frente a él, tal vez solo estaba encaprichado. Desde ese día en el aeropuerto, no había dejado de pensar en él, en la forma en que lo abordó; tal vez, le había impresionado su desfachatez y atrevimiento, quien sabe, pero solo quería probar.

El ruido de la puerta de vidrio detrás de ellos los alertó de lo que estaban a punto de hacer.

Ambos se alejaron de prisa, Hee nadó hacia la orilla para salir y cubrirse; Siwon solo observó la escena desde la mitad de la alberca. El joven hermoso un poco sonrojado, saludó de beso a su prometido para después entrar a la casa argumentando que iría a cambiarse.

-¿Qué haces en la alberca vestido?...- Hangeng preguntó con una ceja levantada.
-Intenté evitar que tu prometido cayera..- Siwon recobró la compostura y contestó...- y terminé así...- sonrió divertido, su amigo cambió su expresión y se relajó...
-Bueno, bueno... ve a cambiarte que tengo que hablarte de algo...- se dio la vuelta y entró a la casa.

El más alto respiró aliviado de que su amigo no hubiera visto nada extraño, tenía que ser más cuidadoso y evitar quedarse solo con Heechul. Desafortunadamente su amigo no tenía los mismos planes.

-Tengo que regresar a China.- comenzó a explicarle...- surgieron algunos problemas en la empresa.- Siwon escuchaba atento...- Heechul se está divirtiendo, hace mucho que no venía a su país, no me gustaría interrumpir sus vacaciones.- el pelinegro sintió como su corazón daba un vuelco, presentía lo que su amigo le diría...- ¿podrías cuidar de él mientras regreso? .-

Se quedo paralizado unos segundos. Su amigo definitivamente no había notado nada extraño, si así lo fuera, jamás le habría pedido eso. Seguía conmocionado cuando su visión periférica vislumbró una figura delgada al pie de las escaleras.

Giró un poco su rostro para ver a un Heechul igual de sorprendido que no dejaba de observarlo, parecía pensar lo mismo que él. ¿Cómo puedo quedarme solo con él? No sería capaz de resistirme!

-¿Siwon?...- Hangeng llamó su atención de nuevo
-Ah! Si, claro que sí Hangeng. – respiró hondo...- después de todo soy el padrino ¿no?...- dijo intentando sonar animado ante la idea de serlo...

Su amigo Hangeng viajó esa misma noche, en cuanto salió por esa puerta, los dos se quedaron en silencio por un largo rato, intentando encontrar las fuerzas para resistir ese tiempo a solas. Pero ambos sabían que el latido acelerado de su corazón era imposible de detener.

-Parecías cachorrito recién bañado...- rompió el silencio Heechul, el más alto volteó a verlo un poco confundido...
-¿Cómo?...- Hee sonrió de lado..
-Cuando caíste a la alberca, parecías cachorro recién bañado, asustado e indefenso...- Siwon se sonrojo...
-Oh... bueno si, no esperaba caer con ropa...-
-Pero fue divertido...-
-Si lo fue...- se acercó...- pero espero no repetirlo...- y ambos comenzaron a reír a carcajadas

Habían podido romper con la incomodidad, platicaron un largo rato de cosas agradables, sin mencionar nunca a Hangeng, hasta que Heechul se quedó dormido en el sillón y el más alto en la alfombra.

Los días siguientes fueron para conocerse, Siwon no dejaba de carcajearse con las bromas y ocurrencias de Heechul, y éste no dejaba de sonrojarse con la caballerosidad del pelinegro, entre más se conocían, más difícil les parecía entender que debían mantenerse alejados.

Siwon pasaba horas observando al joven hermoso, sus delicadas y suaves manos, sus labios carnosos, su piel blanca, sus ojos color caoba; conteniendo sus ganas de sostenerlo en sus brazos.

Heechul, observaba al chico caballeroso, amable, de piel perfecta y cuerpo musculoso, imaginando como sería un abrazo, una caricia, un leve beso. Cada vez que veía el calendario colgado en la cocina, y la fecha se aproximaba su respiración se agitaba y su estómago se revolvía. “Son los nervios”, repetía constantemente para convencerse.

Hangeng había sido su novio por más de cuatro años, lo quería, o por lo menos eso pensaba; pero desde que Siwon llegó a su vida todo parecía confuso. Cada vez que veía a los ojos al más alto se preguntaba si él también se sentía igual, pero no tenía forma de averiguarlo, y tampoco quería hacerlo.

La fecha llegó pronto, Heechul regresó a China con su prometido. Todo estaba listo; los invitados llegaban a la elegante iglesia, sus padres no dejaban de decirle lo hermoso que se veía, su madre lloraba con lo feliz que sería.

Él permanecía sentado frente al espejo respirando profundamente, con una bolsa de papel entre sus manos que de vez en vez ponía en su boca para respirar. La sensación en su estómago se incrementó, y en todo el día no lo había abandonado.

En el altar, Hangeng se preguntaba porque de pronto su mejor amigo había rehusado ser su padrino, de último momento había tenido que pedírselo a uno de sus primos. Sus manos sudaban, estaba nervioso, pero sabía que lo mejor en éste momento era casarse. Había vivido un noviazgo con Heechul de cuatro largos años, lo más lógico era esto, no había otro paso más que una boda.

Sonriente recibió a su prometido en el altar, tomó una blanca y muy temblorosa mano entre las suyas, observó el rostro asustado de Heechul, y tuvo un momento de duda, ¿su hermoso prometido estaba inseguro? ¿por qué no lucía como otros tantos novios a cuyas bodas había asistido?

Respiro hondo y voltearon hacia el sacerdote, después de todo, su novio no era como cualquier otro, él era especial; no podía esperar que viviera éste día como el resto.

Siwon daba vueltas en su moto por los alrededores de la iglesia, no iba a entrar, si lo hacía no sabe de que sería capaz, quería robarse al novio, llevárselo lejos y hacerlo suyo, pero no podría hacerle eso a su amigo.

Sólo quería verlo una última vez, ver como ese exquisito cuerpo lucía el perfecto traje blanco que había comprado para lucir ese día.

Se detuvo frente a las puertas del templo, con el motor de su moto encendido. Su corazón latía acelerado, ¿y si perdía su oportunidad de ser feliz? ¿y si jamás en toda su vida encontraba a alguien que hiciera latir su corazón como lo hacía Heechul? ¿Viviría solo el resto de su existencia?

Su corazón se descontroló, su pie quitó el freno y aceleró la moto. Profanando la casa de Dios, haciendo voltear a todos los invitados, el ruido del motor retumbó en la iglesia cuando se detuvo al final del pasillo frente a las puertas. Se quitó el casco y...

-Heechul!...- gritó simplemente

Su amigo giró sorprendido, aún sostenía la mano del causante de tal situación. Heechul volteó lentamente, y poco a poco su estómago dejó de sentir tanta ansiedad. Siwon quedó maravillado con lo hermoso que se veía.

-Diablos!...- murmuró un para sorpresa de todos muy tranquilo Hangeng...- debí suponer esto... terminó por decir para voltear a ver a su aún prometido...

Heechul respiraba agitado, sus ojos se cruzaron, pero pudo ver la desesperación, su deseo por correr hacia donde se encontraba el más alto. Hee apretó sus labios nervioso. Hangeng lentamente soltó su mano, respiró hondo, y negó con la cabeza.

-Lo siento Hanie...- murmuró Heechul antes de salir corriendo

Escuchó los murmullos de los invitados y exclamaciones de asombro, pero no le importó, solo quería correr hasta donde estaba él. Se detuvo de golpe frente a él. Su pecho subía y bajaba ante lo agitado que estaba.

Se vieron  a los ojos, sin palabras se dijeron todo, Heechul sonrió aceptando la propuesta de huir juntos. Siwon extendió su mano con el casco ofreciéndolo. El hermoso joven se colocó el casco y subió a la moto. Enredó sus brazos en el ancho torso del pelinegro y cerró los ojos.

No quería ver atrás, no quería ver el rostro de Hanie cuando saliera de esa iglesia, no quería ver a sus padres reclamándole. Sólo quería estar con él, sentir su corazón y ser feliz.

El ruido del motor retumbó en la iglesia acallando las voces a su alrededor, sacando a la pareja de ese lugar y llevándolos a donde pudieran estar solos, a dónde podrían decirse todo lo que no pudieron antes.

Heechul abrió los ojos y se topó con una cruz en lo alto de un pequeño campanario. Siwon se removió para poder bajarse de la moto, el joven se quedó sentado asombrado viendo a su alrededor. Estaban en una capilla, ¿porqué?

Su preguntar fue contestada cuando regresó su mirada a Siwon, quien con rodilla en el piso sostenía un anillo entre sus dedos.

-Heechul... ¿quieres casarte conmigo?...- asombrado el joven volvió a ver a su alrededor y luego regresó su mirada al más alto...
-¿Ahorita?...- preguntó incrédulo...
-Si... ahorita...- contestó... su cara de asombro poco a poco se fue transformando en una gran sonrisa...
-Si!! Si quiero!!...- su corazón retumbaba en su pecho...

Siwon lo cargo cual princesa para bajarlo de la moto y caminó con él en brazos rumbo a la capilla. El joven enredo sus brazos en el cuello del chico, acariciando el rostro perfecto y masculino. Recorriendo con sus dedos todas las facciones.

-¿Qué ocurre?...- preguntó Siwon, y Heechul apenado contesta.
-Estaba cerciorándome de estar con el hombre correcto...- el pelinegro sonrió
-Lo estás Hee...- y sus labios besaron esos labios que tantas veces quiso tocar.

Por primera vez, disfrutaron del sabor de sus bocas, y la calidez de sus labios... un cosquilleo reafirmó en ellos lo que sentían, un inmenso deseo. Y su corazón palpitó acelerado, confirmando el amor que intentaron acallar...


FIN
Share:

7 comentarios:

  1. Miooooooooooo

    Y dices que yo soy la cursi >.<
    Este último es demasiado hermoso, no hubo lemon y sin embargo fue tan asgagagahag tan sólo con el deseo que sentían en uno por el otro y que por no traicionar a Han no se dejaban llevar por el deseo.

    Comadre esto amerita continuación *-* me encantó que Siwon entrara a la iglesia. Por un momento pensé que Hee saldría corriendo... Pero nooo OMG y que entrara en moto fue sexy.

    Lo ame comadre. Gracias!

    ResponderEliminar
  2. En verdad hangen queria a Hee? Igual me gusto mucho

    ResponderEliminar
  3. me encanto a estado fabuloso el oneshotfue muy romantico me encanto como se lo llevo siwi a heechul de la iglesia y le propusiera a rella matrimonio en una capilla me encanto el sichul y el amor de los dos que viva el amor ♥

    ResponderEliminar
  4. Siwon tan atrevido y zaz......es el prometido de su amigo,asi o mas mala suerte,y bueno que heechul no se quedo atras,desde ese momento,todo se fue a la borda para hannie,claro que el aun no lo sabia.
    y bueno eso de la alberca fue la goto que derramo el vaso,con ese valor era solo cuestion de tiempo,porque si otro fuera jamas entraria de esa forma a la iglesis y quizas heechul si se casara,pero la hosadia de siwon le dio fuerzas,bien.
    en verdad precioso,tan lindos y ademas se casaran,asi o mas bellos.
    lo siento hannie pero el sichul,es el sichul y nacieron para estar juntos.
    lider tu siempre dandonos cosas tan bellas

    ResponderEliminar
  5. Precioso! En verdad me gusto.
    Felicitaciones!!

    ResponderEliminar
  6. Es como 10 vez que lo leo... Me encantaaaaaaaaaaa. El Sichul es vida ^^~...
    Insistooo me encanta como escribes ^^~... persobalmente me hubiera gustado un fic por que la trama era buena ^^~ hubiera sido espectacular... Ajaja
    Saludosss ^^~

    ResponderEliminar

Próximamente

Próximamente

Recomendación

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Archivo

Popular Posts