Colaboración: Pequeño Impulso

Título del Oneshot: "Pequeño Impulso"

Autora: SuJudithELF

Pareja: EunHae (SuJu)
Tipo: Yaoi
Género: Fluff, Romance, Comedia.

Descripción: Alguien quiere ver juntos a dos personas, pero por más que estén cerca no se han conocido, pero las cosas pueden cambiar.

Comentario de la autora: Idea que surgió de nada en realidad, solo algo que pasó por  mi cabeza, y que por eso mismo no tenga coherencia.


“Pequeño Impulso”

On

El chico de ahí, y el chico de allá, se quieren, pero ellos aun no lo saben.

Dos chicos que no se conocen, no saben sus nombres, dos desconocidos, pero que dentro de unos meses, dejaran de serlo.

Los he visto crecer, caminar, sonreír, jugar, correr, los he visto cada día de sus vidas, como su guardián, debo cuidar de ellos, y hacer que un día, ahora no muy lejano, se conozcan y empiecen una historia, y ese día creo, que está muy cerca. Dos chicos, a sus 23 y 24 años, aunque solo se llevan un  par de meses:

DongHae, 23 años, castaño, un poco callado, introvertido, le gusta componer canciones, y también le gusta bailar, aunque no es muy afecto a  hacerlo frente a alguien, podría decir que también es cursi, a su edad, sueña con encontrar a esa persona que con solo verla una vez, sepa que es la persona con quien quiere pasar el resto de su vida.  Sí, en definitiva es cursi.

A corta edad sufrió la pérdida de su padre, vi su dolor, el de él, el de su madre y su hermano, pero aun así, ellos han logrado salir adelante, con amor y apoyándose. A los 18 años descubrió que las chicas no eran lo suyo, admiraba su belleza, pero se dio cuenta de que su atracción, iba hacia las personas de su mismo sexo. Pero eso que importa, amor es amor. A los 19 se muda de su ciudad natal Mokpo para estudiar en Seúl.


HyukJae, 24 años, pelinegro, castaño, pelirrojo, rubio, azul, verde, rosa, morado,  el cabello de este chico ha pasado por todos los colores habidos y por haber, tengo miedo de que un día se quede calvo, pero dejemos eso de lado. HyukJae es un chico extrovertido, se la pasa bailando, escuchando música conectado a sus audífonos, inventando pasos de baile, esa es su vida, bailar.

El que se la pase bailando, no quiere decir que su vida ha sido fácil, junto con sus padres y su hermana, se las han visto muy difícil monetariamente hablando, ellos han sido pobres, con muchas limitaciones, pero con esfuerzo y mucho apoyo, han sabido salir adelante. Desde los 15 supo que le gustaban los hombres, eso fue cuando sintió ciertas “cositas” por su amigo Junsu, pero que desaparecieron cuando se dio cuenta de que lo que había entre ellos era solo amistad, pero su gusto por los chicos seguía ahí. A los 17, Junsu y HyukJae deciden mudarse de su natal Goyang para radicar en Seúl.

Donghae vive en el bloque de departamentos que esta frente al edificio donde vive HyukJae, y por increíble que parezca y que yo aun no lo creo, ellos nunca se han visto,  el colmo es que asisten a la misma universidad, si uno sale temprano y llegar tarde, el otro sale tarde y llega temprano, o si uno sale tarde y llega tarde, el otro sale temprano y llega temprano, la cuestión es que no se han visto y llevan 2 años viviendo así.

Ya no puedo esperar más, ellos están destinados a estar juntos, lo he visto, ya han sufrido solos, y aunque veo su futuro juntos, no puedo esperar a que algo suceda, debo actuar. Yo ya me canse de esperar que suceda algo y se conozcan solos, pero creo que ya pasó el tiempo suficiente, es hora de que este par sepa de la existencia del otro, por eso he decidido que hoy es el día.

***

HyukJae tiene una audición de baile en  la universidad a las 9 a.m, Donghae tiene una presentación de una de sus canciones igual a las 9 a.m, que casualidad.

Son las 8:30 a.m, apenas tienen tiempo para llegar y prepararse, HyukJae es el primero en salir e ir a la parada de autobuses, 5 minutos después un Donghae muy acalorado está por llegar a la parada, por “cosas del destino”, cuando llega, se tropieza, cierra sus ojos y se prepara para recibir el golpe al caer al suelo, Donghae odia su mala suerte, caerá delante de todo la gente que está esperando el autobús, unas de las cosas más vergonzosas que le han ocurrido.

Pero el golpe no llega, muy al contrario lo que le llega es un olor muy agradable, y siente la dureza de algo, sigue sin abrir los ojos, deleitándose con el aroma que llega a su nariz, pero unas palabras lo sacan de su trance.

-¿Estás bien? - Abre  los ojos, y lo  único que ve, es un par ojos café claro, unos en los que puede perderse en ellos, tan bellos como el amanecer, ven les dije que era cursi. Baja un poco la mirada y se topa con unos labios carnosos.

-Sí… lo siento… gracias.- se separa  tan rápido como puede hacerlo, la cara de Donghae se ha puesto roja y trata de esconderla de HyukJae, él solo sonríe al verlo.

-No hay problema, no podría dejar que esa carita tan linda se golpeara.- HyukJae le dice, y Donghae siente que su cara ya paso por todos los tonos de rojo.

El autobús llega y Donghae se apresura a subir, HyukJae va unas 3 personas detrás de él. Hae se sienta hasta el fondo a un lado de la ventanilla y se queda mirando por ella, demasiada vergüenza para un día y aun le falta hacer su presentación.

HyukJae lo ve desde la mitad del autobús, no puede despegar sus ojos de Donghae y la verdad no es que quiera hacerlo, nunca lo había visto en esos dos años tomando la misma ruta, no dejaba de verlo porque posiblemente  esta fue la primera y la última vez que pueda hacerlo.

Donghae siente una mirada sobre él, desvía la vista de la ventana y se topa con los ojos café claro que ya había visto hace unos minutos, no puede contener su sonrojo y vuelve a mirar por la ventana, desea poder verlo sin que se dé cuenta, pero con ese chico observándolo, es difícil, ahora lo que desea, es llegar a la parada de la universidad y bajar del autobús, prepararse y hacer su presentación lo mejor posible.

HyukJae ve que lo pone nervioso, no evita que se le dibuje una sonrisa en el rostro, por fin, despega su mirada de Donghae y de sus labios, ya que el chico ha dedicado todo el transcurso del viaje a hacer pucheros, increíble que alguien de sus edad los haga, y se pierde en sus pensamientos, pensamientos no muy saludables, ya que se imagina besando esos labios sin darles tregua. Tan distraído está que no se da cuenta que ha perdido su parada, ahora está dos paradas lejos de la universidad, voltea al fondo del autobús, pero ese chico ya no está, un poco desanimado se baja, y emprende su carrera para la universidad y llegar a tiempo para su audición.

***

9:30 a.m, el evento da comienzo, primero van los de actuación, después los de baile, y lo ve, ve a ese chico pelinegro de los lindos ojos y labios apetecibles, Donghae está detrás del escenario ensayando su canción, pero al verlo se le olvida todo, lo único que puede ver son sus movimientos, son dos chicos bailando, pero solo puede ver al de los ojos lindos, pierde la noción del tiempo, y solo se da cuenta que han terminado cuando el chico deja de moverse, van en la misma universidad, ¿Cómo es que no lo había visto antes?, Donghae se esconde y ve al chico salir caminando con su amigo y deja salir el aire, no sabía que lo estaba reteniendo. Donghae sonríe, le gusta ese chico, lo sabe.

Hyukjae se siente contento de la presentación que ha hecho al lado de Junsu, cuando salen del escenario va a sentarse a las butacas para observar a sus compañeros, cuando estos terminan, llega la hora de los compositores, ellos presentaran las canciones que han escrito. Quiere salir de ahí, pero algo no lo deja, o mejor dicho, yo no lo dejo que se vaya, es hora de que vea al chico del autobús.

Cuando es turno del segundo compositor lo ve, ve al chico de los labios de los cuales el quiere ser dueño, no deja de observarlo, el chico empieza a tocar una melodía en el piano y segundos después empieza a cantar, su voz es bellísima, canta como los ángeles, si bueno, nosotros cantamos mejor, pero he de decir que Hae canta muy bien. Hyukjae no puede creer que en estos años no lo haya visto, vuelve a sonreír, le gusta ese chico, lo sabe.

Todas las presentaciones han terminado, cada uno va a donde le corresponde, con sus respectivos profesores, los dos se buscan con la mirada, pero no dejo que se vean, ahora ya saben que acuden a la misma universidad, que se gustan, ahora solo falta hacerles saber que están muy cerca, más de lo que creen.

***

Las horas pasan y dejo que hagan lo que tengan que hacer, pero aunque cada quien está en sus cosas, en sus mentes solo hay una persona, y eso me tiene muy contento, la verdad es que no he hecho mucho, solo un empujoncito, que es lo que necesitaban, ya que todo ha salido bien, ahora solo falta el toque final.

Como de costumbre, cada quien llega a su departamento cuando quiere y nunca coinciden, pero hoy será a excepción, Hyukjae ha dejado la celebración por haber pasado la audición, de repente se acordó que tenía algo que hacer en su departamento, aunque después de caminar unas cuantas cuadras se le ha olvidado.

Donghae ha tomado el autobús después de una plática con su profesor y el CEO de una empresa discográfica, donde le pidieron que les muestra las canciones que ha escrito, Hae está feliz, y así se dirige a su departamento y tener todo listo para el día en que será la junta para mostrar sus canciones.

Hyukjae está a dos cuadras de su casa, Donghae ha bajado del autobús, solo tiene que cruzar la calle y doblar una esquina, ellos siguen caminado cuando de repente justo en una esquina topan con alguien.

Hyukjae abre sus ojos y sonríe, es el chico que canto en la presentación y dueño de los labios que quiere probar.

Donghae vuelve a sentir tres tonalidades de rojo cuando se da cuenta que es el chico que evito que callera al suelo, el de los ojos café y movimientos sexys, sí es él.

-Nos encontramos de nuevo, y al parecer en las mismas circunstancias.- Hyukjae le dice con una sonrisa.

-Lo siento venia distraído.

-No hay problema, los dos encuentros han sido… placenteros.- Donghae se sonroja, es lindo verlo así, no puede evitarlo, no cuando alguien en verdad le gusta, eso es una muy buena señal.- ¿Vives por aquí?

-Sí, vivo cerca.

-Qué casualidad, yo también.

-¿Enserio? - Donghae abre los ojos, imposible, vive cerca, asisten a la misma universidad y no lo había visto, increíble.

-Sí...- Hyukjae vuelve a sonreír, pero ahora con esa sonrisa que muestra sus encías. Levanta la mano y la pasa por su cabello.- ¿Puedo acompañarte?

-Eso sería agradable, aunque no falta mucho, gracias.

Empiezan a caminar, se sonríen y se preguntan que estudian, aunque no entiendo porque no se han preguntado sus nombres, estos niños de ahora.

Donghae se detiene frente a su edificio. Hyukjae voltea hacia el otro lado, se ha dado cuenta de lo cerca que viven.

-Hemos llegado, vivo en este edificio, gracias por acompañarme.- Donghae quisiera prolongar su encuentro.- Por cierto, mi nombre es Donghae, Lee Donghae.- le extiende la mano.

-Muchas coincidencias por un día Donghae, mi nombre es Lee Hyukjae y vivo en ese edificio.- le dice señalando el edificio de enfrente, se voltean a ver y estallan en risas.

-Increíble que nunca nos hayamos visto.

-Sí, quién lo diría.

-Bueno, debo de entrar, un gusto Hyukjae y espero verte de nuevo.- Hae no creía que había dicho eso.

-Por favor, dime Hyuk, yo… ¿Puedo decirte Hae?

-Sí, claro… entonces, hasta mañana Hyuk.

-Hasta mañana Hae.

Se despiden con un saludo de mano, ¿Eso es todo?, ¿Solo eso?, esta juventud de veras, algunos van muy rápido, pero estos van demasiado lento.

-Hae.- Hyukjae grita desde la puerta de su edificio.

-¿Sí? - cuando Donghae voltea, ve a Hyuk corriendo de regreso hacia él.

-Me pregunto si, ¿Quisieras aceptar una invitación para almorzar mañana?- Donghae no puede creerlo, el chico de los ojos lindos lo está invitando a salir. Y la verdad yo tampoco podía creerlo, pensé que tendría que hacer algo más para que este par se citara, pero veo que no, y eso me hace sonreír.

-Cla… claro.- Donghae sonríe por inercia, ese chico lo está invitando s salir.

-Ok, entonces te busco en la universidad.- Hyukjae se acerca, toma su cara con las dos manos y le da un beso en la mejilla.- Descansa  y sueña bonito Hae.-  se da la vuelta y camina hacia su edificio.

Donghae ha pasado por todas las tonalidades de rojo, habidas y por haber, lleva una de sus manos en donde Hyuk le dio el beso y sonríe. El día termino mejor de lo que había imaginado, y mañana sería perfecto. Sonriendo entra a su edifico, con una misión, buscar su mejor ropa para almorzar con Hyuk, el chico que hizo latir su corazón con solo verlo a los ojos.

Hyukjae por su parte, al llegar a su departamento se asoma por la ventana y ve hacia el edifico de enfrente, sonríe cuando una luz en una de las habitaciones se enciende y se da cuenta de donde exactamente vive Hae, se acuesta en su cama pensando en el día que paso hoy, y se duerme pensando en el chico que robo su corazón.

Esto salió mejor de lo que pensé, por lo visto, no son tan lentos como se veían.

Desde lo más alto del edificio observo a mis protegidos, no puedo evitar sonreír lo más grande que puedo, ellos también lo hacen, y eso me hace sentir bien.

-¿Porqué sonríes tanto patito?, ¿Qué hiciste? - me sobre salto al escuchar a mi compañero que habla en mi oído sin previo aviso. Me doy la vuelta, lo veo y lo abrazo.

-Nada mapachito, es solo que hoy, ha sido un día muy lindo.

-Si no te conociera patito, te creería, pero sé hiciste algo y que un día me lo dirás, así que esperare.- y me da un beso.

Sí, un día se lo diré, quizás dentro de unos segundos, cuando deje de besarme.

Sé que Hyuk y Hae estarán bien, aunque estén juntos sigo siendo su guardián y debo seguir cuidándolos. Al final del día, lo único que necesitaban era un pequeño impulso.


*** FIN ***


Si llegaron hasta aquí, muchas gracias…..^^
Share:

5 comentarios:

  1. Que bonito OS

    Wow!!! Pero mira que el eunhae si que es distraído llevar 2 años en la misma universidad y vivir uno enfrente del otro y nunca haberse visto

    Pero teukie como buen Ángel que es les dio el empujoncito para que se conocieran

    Realmente lo ame
    En si lo que escriban del eunhae me encanta
    Gracias por subirlo

    Asistiría

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quise decir saluditos pero mi teclado me lo cambio ~>_<~

      Eliminar
  2. Esto ha sido muy lindo y tiernooo vecina.
    En serio vivían tan cerca? hahaha pobre Teukie, seguro que ya le andaba por juntarlos y ellos no mas nada que se veían. Y aunque no tenia que meterse psss como buen angel lo hizo y mira que buen trabajo, porque esos dos estaban destinados, no más necesitaban una ayudita.
    Estuve a punto de querer juntarlos yo misma hahahaha por eso entiendo a Teukie. Al final nos diste un poco de Kangteuk *w* gracias vecina!!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo aquí buscando que leer y me topo con esto
    Dios,que bonito,que lindos que son,y Teukie de ángel... es tan bello. Par de tontos, estando tan cerca y tan lejos a la vez, es verdad, dan ganas de agarrarlos y juntarlos una misma, desesperaron a nuestro ángel y a mi también, pero ellos fueron unos lindos, los amé.
    Y el KangTeuk del final, tan cortito pero super lindo, me encanto.
    La cita,ya quiero saber como se desarrollara esa cita y como se comportaran. ¿Esto tendrá segunda parte?, espero que sí.

    Soy Minah,saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola aún me sorprende de lo que perdí saben haré lo que sea para terminar lo que me falta

    ResponderEliminar

Próximamente

Próximamente

Recomendación

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Archivo

Popular Posts