Colaboración: Yo te amo, ¿tu me amas?

Título del Oneshot: Yo te amo... ¿tú me amas?
Autora: JoanaD'Ren
Pareja principal: BaekRen
Tipo: Yaoi.

Me encuentro en mi cuarto, acostado en mi cama, pensando nuevamente en él.

No sé qué voy hacer con este sentimiento que me está volviendo loco, pero tampoco quiero confesárselo por miedo a perder su amista, que es lo único que me hace feliz, ya que no puedo tenerlo de otra manera.

— Ah pero si serás tonto choi minki, cómo pudiste fijarte en el, en Baek, que es tu mejor amigo. pensé en voz alta.

Baek es mi compañero de cuarto y mejor amigo, tengo 4 años de conocerlo, y en todo este tiempo algo dentro de mí fue creciendo.

Me había enamorado perdidamente de él y fue un error pues no creo que sienta lo mismo.

— Rennie— Baek acaba de entrar a la habitación.
— Que pasa Baek— dije acostado con uno de mis brazos tapando mis ojos.
—¿Puedo preguntarte algo?— dice sentándose en la esquina de la cama.
— Ya lo estás haciendo.— hable mientras retiraba mi brazo de la cara.— que ocurre.— me siente en la cama.
—¿Te molestaría si una amiga se quedara por unos días aquí en casa?—hablaba mientras me ve y hacia una cara para suplicar que aceptara.
— ¿De qué hablas?— dije algo perdido.
— Es que una amiga Min ji, vendrá de visita a Seúl y como no conoce por acá y no tiene a donde ir, pensaba en invitarla pero como ambos compartimos la casa por eso te pregunto.

Baek y yo vivimos en un departamento con tres recamaras, la de él la mía y la de invitados, ya que ambos estamos en la universidad, somos cercanos y no queríamos estar en el campus decidimos compartir un apartamento, aunque al principio seriamos tres, pero MinHyun decidió irse a vivir con Aron su novio, ya que él se lo había pedido, y el gustoso acepto.

Pero volviendo al tema, ¿Baek quería traer una desconocida a casa? Eso me hace sentir mal, pero no puedo negarme tiene derecho el departamento  también es suyo, además yo no soy quien para negarme.

— Claro,— dije reglándole una sonrisa mientras trataba de ocultar la tristeza.
— Genial, gracias Rennie— dijo abrazándome y despeinándome— eres el mejor lo sabes.

Y así salió de mi cuarto rumbo al suyo sacando su celular y marcando un número.

Era fin de semana y no tenía mucho que hacer pedí algo de comer mientras me puse a ver una película en la sala, Baek toma asiento junto a mí y los dos vimos la película, de rato la comida llego y comimos juntos.

Era lunes tenia clase de matemáticas a la primera hora, no tenía mucho ánimo de ir pero me levante y fui y metí mis libros a la mochila y tome rumbo a la escuela, cuanto llegue me encontré con MinHyun y Aron.


— Hola Rennie— MIN me saludaba  dándome un abrazo.
— Hola omma  Minne—conteste sin mucho ánimos.
— Qué te pasa princesa— ese era Aron, no me gustaba que me dijera así pero ya me había acostumbrado— ¿por qué esa cara?
— No es nada, ya saben lo de siempre— dije caminando rumbo al salón.
— Ahora que paso con Baek— pregunta MinHyun.
— Traerá a una de sus amigas a casa— dije ya entrando al salón y tomando haciendo.
— ¡¿Qué?! Pero tú le dijiste que no puede, ¿cierto?— pregunta Min tomando asiento junto a mí y a
Aron al otro lado.
— No puedo, tiene derecho— hable algo triste— además yo no soy quién para decirle nada.
—Ahí Rennie, yo sigo pensando que debería de decirle lo que sientes.— MinHyun sabes todo yo se lo conté por ser mi mejor amigo y como ellos se cuentan todo Aron también lo sabe.
— Aron tiene razón Minki, tal vez si le dices...— lo interrumpí.
— No creo que sea necesario y menos si ya tiene una conquista solo lo alejaría.— comente.
— Pero...— Min ya no tuvo tiempo de decirme algo mas pues la maestra había llegado, no quería llegar a casa y había pensado en  quedarme un rato mas con Min y Aron pero en ese momento recibo una llamada, era Baek.
— ¿Que pasa Baek?— dije al contestar
— Rennie solo te hablo para avisarte que Min ji llegara el Miércoles y que llegare tarde a casa, bien adiós— dijo colgando sin darme oportunidad de hablar que frustrante.
—Ren— escuche como alguien gritaba mi nombre voltee a ver quién era y me encontré con la cara feliz de Jr.
— Que bueno que te alcance— decía parándose y tratando de recuperar el aliento.
—¿Que ocurre Jr?
— Ren quería.... Quiero invitarte a salir... ¿Que... Que dices?— pregunta algo nervioso.

Salir con Jr, no lo sé, es guapo si pero a mí me gusta alguien más que por cierto traerá a una " amiga" a casa, no puedo estar toda la vida esperando por alguien quien no me corresponderá.

— No lo sé Jr..
— Anda di que sí, iremos a donde tú quieras— lo pensé un momento, no quería estar en casa ya que estaría Baek y sé que me darán ganas de llorar así que...
— Está bien— dije aceptando, se le ilumino la cara y se le formo una gran sonrisa.
— Genial te parece si vamos mañana?— pregunta alegre.
— Mejor el miércoles—conteste.
— Está bien, ¿te parece a las 6:30?— observa mi rostro.
— ok.
— Bien paso por ti— se despide dándome un  abrazo y un beso en la mejilla.— nos vemos— dijo antes de salir corriendo, llegue a casa y me encerré en mi recámara no tenía ganas de hacer algo, así que decidí dormir un poco.

Era Miércoles la "amiga" de Baek llega ahora, y también hoy tengo la cita con Jr.

Me levante me vestí, iba rumbo a la salida cuando Baek me habla.

— ¿Ren, ya te vas?— dice acercándose a mí.
— Sí, tengo que llegar hoy me toca la clase de anatomía y aunque quiera no puedo perdérmela. —, dije.
— Bien, ¿te parece si vamos juntos?
— Claro, vamos— y así los dos íbamos rumbo a la escuela, Baek en todo el trayecto no dejaba de hacerme sus tontas bromitas, que me hacían perder la cabeza.

Cuando llegamos me detuvo.

— Ren puedo preguntar algo y me contestarlas con la verdad.— hablaba serio mientras me observaba.
— Sí, claro, ¿qué pasa?— se fue acercando a mí, estaba a centímetros de mi boca.
—A ti te gust....— Baek fue interrumpido por Jr quien me grito y se acerco a mí.
— Ren hola— Baek se separó.
— Hola Jr, ¿qué pasa?—  No sé si odiar a Jr o agradecerle por haber aparecido.
— Bueno Ren hablamos al rato— dijo Baek yéndose.
— Vamos a clase— la voz de Jr me saco de mis pensamientos.

Las clases estuvieron tolerables en 3 de ellas estuve con Minnie, una con Jr y las otras dos no las tuve así que regrese a casa temprano.

Me puse a recoger la casa, arreglar la ropa que me pondría para salir con Jr y me metí a bañar.
Cuando salí de bañarme y cambiarme me encontré con  Baek   entrando con una chica no muy alta cabello negro y piel pálida, quien venía muy alegre con él, esa debe ser Min ji. Eso significa que ya era tarde Jr ya no tarda en venir por mí.

— Oh hola Ren, quiero presentarte a Min ji— dijo cuando me vio.
— Hola mucho gusto — su voz chillona daba un tono alegre.
—Hola soy Ren— dije presentándome dándole entender que no tenía derecho de llamarme Minki, y Baek se dio cuenta de ello ya que sabe que solo a ciertas personas les permito llamarme por mi nombre.
— Bien Min ji te enseñare tu habitación.
—Claro oppa — dijo abrazándose a Baek, le enseñó la recamara donde se quedaría.
—Bien aquí es— Baek deposita la maleta en el cuarto.
— Es muy bonita.
— Bien al lado está mi habitación y la de Ren...— yo lo interrumpí.
— Que por cierto está prohibido entrar.— aclare. Baek me observaba.
— Bien descansa min ji, encargaremos algo de comer— dijo  Baek, en ese  momento sonó el timbre.— ¿quién podrá ser?
— Yo voy, es para mí — dije saliendo de la habitación, fui  abrir y ahí estaba Jr .
— Hola Rennie—  Jr saluda y en ese momento aparece Baek.
—Hola Jr, pasa— dije dándole el paso.
— ¿Listo para irnos?—
—¿A dónde van?
— Saldré a comer con Jr.
—¡¿ Qué?!¿Pero no comerías con nosotros?
— Lo siento, pero ya había hecho planes con Jr.
—Bien, nos vamos Minki.
— Claro, nos vemos Baek, no me esperes.— salí con Jr dejando a Baek en casa con Min ji, agradezco la salida no se qué aria estando ahí.
— Bien, ¿te parece si vemos una película? Y después comemos, Oh si quieres puede ser al revés.
— Vamos por comida y después la película, tengo hambre.— dije haciendo un puchero.
— Está bien vamos— fuimos a comer pizza cuando acabamos fuimos a ver la película.

Me la estoy pasado bien con Jr, al terminar la película fuimos a los videojuegos, jugamos boliche y en las máquinas.

Ya han pasado cuatro días desde que salí con Jr y llego esa tal min ji, quien no se ha despegado ni un momento de Baek, me encuentro en la cocina ya es tarde Baek y Min ji  han de estar dormidos, yo me había despertado a causa de que me dio sed, me sirvo  agua en un vaso y empecé a beber.

— ¿Que haces despierto a esta hora?— Baek habla sacándome un gran susto, salte y ahogue un grito.
— Baek me asustaste.
— Lo siento, pero no respondiste.
— Me dio sed y vine por agua.— Baek se acercó a servirse agua. Se acercó a mí.
— ¿Te gusta... Jr?— saca de la nada.
— ¿A que viene la pregunta?— lo vi a la cara.
— Bueno, como he visto que estos días has salido con él.
—Si por que da la casualidad de que estos días no me siento bien estando en mi casa. — Baek se me quedo viendo y me di cuenta que lo dije voz alta y no lo pensé, me maldije internamente.
— ¿Y por qué?¿ Será por Min ji?— Baek se acercó a mí, estaba a centímetros.
— Bueno ¿ si así fuera, que?— me acerque más.
— No quiero que estés con el...
— ¿Y a qué viene eso?
— Minki yo... Te amo, lo he hecho desde la primera vez que te vi pero no quería decirte nada por miedo a que tu no sientas lo mismo pero ya no lo soporto este sentimiento es más fuerte.
— ¡¿Tú me amas?!— pregunte en shock pues eso es lo que he querido escuchar desde hace tiempo.
— Así es Choi Minki te amo, pero  ¡¿tú me amas?!— no conteste pues aún seguía en shock pero cuando vi que Baek se alejaba reaccione y lo jale después deposite un beso en sus labios.
— Ese es un sí— dice al separarnos.
— Ese es un sí— volví a besarlo, al principio el beso era suave y cariñoso pero con el tiempo fue subiendo a uno con mucha pasión, la falta aire nos hizo separarnos.
— No sabes cuánto tiempo he esperado por esto— hablo al separarnos del beso.— te amo Minki, y quiero que seas mío.
—Entonces que estas esperando.— hable algo desesperado.
— pero antes de hacerlo, ¿Minki quieres ser mi novio?
— Sí, sí quiero, te amo Baek— me beso y yo correspondí el beso lo necesitaba, quería que beak me tomara aquí mismo pero había un problema que tenía nombre y se encontraba en la habitación de huéspedes.— B...Baek, para...— se alejó del beso pero sus brazos rodeaban mi cintura.
—¿ P...Porque... No quieres..?— lo interrumpí.
— No es eso claro que quiero, me muero por hacerlo pero hay un pequeño problema.
—¿Qué pasa?
— Tenemos visita lo olvidas.
— Oh eso, me había olvidado de Min ji— se queda pensativo— bien entonces no hagamos mucho ruido— dijo antes de volver me a besar. << ¿Qué dice?, ¿es enserio?>>pensé, pues hablaba enserio porque me cargo poniendo mis piernas alrededor de su cintura y camino rumbo a la habitación sin separarnos del beso, yo me agarraba fuerte de su cuello.

En tramos a la habitación de Baek ya que era la más cerca y a la vez más lejana a la habitación de huéspedes, creo que la idea de que esa enana nos pueda cachar me está excitando más.

Baek me deposito en la cama cuidadosamente, mientras besaba mi boca y pasaba a mi cuello, pequeños suspiros empezaban a salir de mi boca, Baek me quito mi playera blanca de tirantes que uso como pijama, deposito un camino de besos desde mi cuello hasta mis pezones, empezó a lamer y morder mi pezón izquierdo, y eso hizo que perdiera mi control y deje salir un gemido que intentaba ahogar.

—B...Baek— dije, el seguía haciendo lo suyo con mi pezón mientras yo me dedicaba a sacar esa playera tan estorbosa que traes puesta.

Cuando lo deje sin ella me dedique a pasar mi manos en su bien formado pecho, iba recorriendo cada parte de el al igual que su espalda. Haya que baje mis manos a la cremallera de su pantalón, lo desabroche y fue ahí cuando Baek gimió y me di cuenta de que su amigo estaba más que despierto.  Meto la mano a su pantalón y toque la punta de su ya erecto pene, Baek se separó de mis pezones y retiro mi mano de su amigo me quito mi short y para sorpresa del yo no llevaba puestos los calzoncillos.

—Rennie, pero que travieso eres, quieres volverme loco, porque si es así lo has logrado.
— En realidad me gusta dormir sin ellos, es más... Cómodo.— Baek volvió a besarme pero esta vez llevo una de sus manos a mí ya erecto pene, eso hizo que salieran varios gemidos de placer de mi boca ahogándose en nuestras bocas.

Lleve de nuevo mi mano a sus pantalones y se los empecé a quitar.  Baek me ayudo a terminar de quitarselos quedando así solo con su boxer que se lo quito en ese mismo momento, yo me quede observando todo su cuerpo y termine observando a su "GRAN" amigo, de repente eso me dio miedo, ¿enserio todo eso cabria en mí?

— Si sigue viéndome así creer que soy irresistible.—
— Pues si tienes lo tuyo—  Baek se acercó de nuevo a mí, me beso mientras con sus manos recorrian mi cuerpo, yo lleve mi mano a su amigo y Baek gemía.
— ahh Min...ki ..Eso .. Se siente..Bien.— sentí como Baek estaba apuntó de venirse, y me alejo, se paró de la cama y se acercó al tocador sacando de él un botecito de lubricante y un condón, no quiero saber porque tenía eso ahí.

Subió a la cama y lleno  tres de sus dedos con lubricante.

Se posó en medio de mis piernas y antes de hacer algo volteo conmigo.

—¿ Minki amor seguro que quieres continuar con esto?, sino, yo lo entiendo, no haré algo que tu no quieras.
—Baek es lo que más deseo, ser tuyo de nadie más.— lo bese y fue ahí cuando Baek metió uno de sus dedos a mi entrada, eso dolió y Baek se dio cuenta de ello para relajarme no dejaba de besarme, empezó a mover el dedo al principio  dolía  pero ya en el tercer dedo Baek había encontrado mi punto con el cual me lleva al cielo, saco sus dedos y sentí un vacío en mi interior.
—Tranquilo amor ahora viene lo bueno.— se puso lubricante y el condón,  levanto mis piernas y las puso alrededor de su cintura, guio a su miembro a mi entrada y si había pensado que sus dedos me habían hecho sufrir, con su miembro adentro hizo que sacara lagrimas.— Tranquilo amor, no me moveré hasta que te acostumbres.— beso mis lágrimas y mi boca, cuando ya me acostumbre móvil mi cadera para darle a entender a Baek que podía continuar, y así lo hizo, empezó con unos va y bienes lentos, al principio lo agradecí pero ya avanzado el tiempo lo que quería era más.
— Baek... Más rápido...por favor.— y así lo hizo, las embestidas eran más rápidas y profunda, esto es increíble, los dos gemíamos de placer, Baek volvió a dar contra mi próstata, el placer que sentía era enorme, sentí como mi cuerpo se contraía para así poder llegar al orgasmo, gemí el nombre de Beak— ah... baek... Ssi...—derrame todo mi semen en la mano de Baek y eso hizo que Baek llegara su límite y se viniera en el condón.
—M...Minki...ah.. Te...amo.— cuando termino me beso y salió de mí, me abrazo y me acurruco en su pecho— eso fue increíble.
— Enserio que lo fue, pero crees que tu amiga nos haya escuchado.
— No lo sé, pero no importa si lo hizo, así sabrá que tú eres mío y yo soy tuyo.
— Que cursi... Haha.— me beso.
— Si tal vez, pero es la verdad.
— Sí, — bostece— ere solo mío— dije por último antes de cerrar los ojos.
— Descansa amor— me deposito un beso en la cabeza y nos tapó con las cobijas. Y así los dos caímos en brazos de Morfeo.

Lo que ellos no sabían es que desde el cuarto de huéspedes una cierta chica había escuchado todo, y eso ocasiono que por esa noche no pudiera dormir, pero se alegraba por la pareja ya que Baek le había  contado lo que sentía por Ren y ella decidió ayudarlo haciendo que le confesara lo que sentía, y ahora Baek le debía una a Min ji.


FIN
Share:

2 comentarios:

  1. jajajajaj tan bellos ellos. Pobre de la amiga que le toco escuchar la faena que los chicos se montaban.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso! Muchas gracias por la historia, jaja 7w7r fue salvaje eso me gustó.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts