Quiero Robarme Al Novio... Capitulo 09

Jung Soo (POV)

— Young Woon…- murmuro.

Entro en pánico. No sé qué hacer. No puedo dejar que Young Woon me vea aquí. Camino hacia el lado contrario a la puerta. Es un largo pasillo, no sé a dónde me lleve, pero espero encontrar una salida.

Camino rápido, de vez en cuando veo hacia atrás para verificar que Young Woon no venga siguiéndome. Sólo espero no me haya visto.

De pronto tropiezo con algo. Me detengo de golpe cuando una mano sujeta mi muñeca. Mi corazón se acelera, demasiado asustado. Levanto la mirada para encontrarme con ese hombre. El que me dio la tarjeta en el club.

Sonríe.

— Hola precioso. Así que decidiste venir. – paso saliva nervioso.
— Y-yo… - se separa un poco para verme de pies a cabeza.
— Hoy tu estilo es un poco… extraño- me dice notando mi gabardina y sombrero.

Muerdo mi labio.

— Debo irme…- murmuro — no debí venir aquí, si alguien me ve…
— No te preocupes precioso, sino quieres que nadie te reconozca, nadie lo hará.- de nuevo levanto la mirada.

Estoy un poco sorprendido y a la vez curioso de lo que está diciendo.

— ¿Cómo…?- murmuro. De nuevo sonríe.

Sin decir más. Se gira sin soltarme y empieza a caminar. Mi corazón se acelera. No puedo hacer nada más que seguirlo. De pronto abre una puerta, me hace entrar y luego lo hace él. Me giro demasiado asustado, me pego a una de las paredes.

— ¿Qué va a hacer? ¿Por qué me trajo aquí? – mi corazón está latiendo muy rápido.

Estoy muy asustado. El tipo se acerca a mí. Sujeta mi rostro de mi mentón, su rostro demasiado cerca del mío. Sus labios rozan mi mejilla.

— Eres precioso…- abro los ojos muy grandes cuando siento que una de sus manos empieza a jalar mi gabardina para quitármela
— ¡NO!- grito.
— Shhhh… tranquilo, no voy a hacerte nada – sonríe.

La gabardina cae al piso junto con el sombrero.

— Sí, definitivamente eres muy hermoso…

No puedo evitar sonrojarme un poco. Pero mi corazón no deja de latir, asustado.

De pronto el hombre se gira y camina detrás del escritorio hasta sentarse. Sigue viéndome fijamente. Su mirada baja y sube, observando todo mi cuerpo, haciéndome sentir nervioso, asustado y por momentos apenado.

Levanta el teléfono en su escritorio.


— Xiu Min, ¿puedes venir un momento?

Frunzo el ceño. ¿A quién ha llamado? ¿Para qué? No puedo hacer que mi corazón deje de latir muy fuerte y rápido.

Alguien toca a la puerta, un joven rubio entra.

— Xiu Min, ¿podrías ayudarlo a ponerse algo más… apropiado?
— ¿Qué? – pregunto sorprendido.
— Sí señor.
— ¿Apropiado? ¿Qué quiere decir con eso? – estoy asustado.
— Por aquí- el jovencito me dice.
— No, yo no voy a ningún lado. Quiero irme de aquí- me pego a la pared. Nadie va a moverme de aquí.

El tipo se pone de pie, niega con la cabeza. Se acerca a mí. De nuevo su rostro demasiado cerca del mío.

— Escucha. Sé que tienes curiosidad. Que estás cansado de tener una vida aburrida. Estoy ofreciéndote a la oportunidad de cambiar, de hacer tus noches más interesantes…

Me le quedo viendo fijamente.

— Nadie va a obligarte a hacer algo que tú no quieras. Para eso están otros jovencitos.

Muerdo mi labio inferior. En verdad tengo curiosidad…

— Exactamente ¿de que está hablando?

El hombre sonríe.

— Xiu Min.- llama al joven — has lo que te dije.
— Sí señor.

Esta vez no me resisto. Sigo al jovencito. Mi corazón sigue latiendo rápido…

Siwon (POV)

Contengo la respiración al detenerme a centímetros de sus labios.

— Debo ir al baño…- le digo antes de darme la vuelta y alejarme.

Camino rápido entre los árboles. Intento alejarme lo más que puedo de Heechul. Mis pantalones se sienten incómodos, demasiado incómodos.

Miro sobre mi hombro, estoy seguro que aquí no podrá verme.

Me recargo en el tronco de uno de los árboles, rápido desabrocho el botón de mi pantalón y bajo el ziper.

Paso saliva.

Cierro los ojos mientras hurgo en mis pantalones.

Su rostro aparece en mi mente. Sus labios rosas. Su piel blanca. Su sonrisa.

Mi mano se mueve lentamente sobre mi pene, acariciándolo, imaginándome que es su mano.

— Heechul…- susurro.

El ritmo en mi mano comienza a incrementarse. Imagino sus labios húmedos y gruesos, como si acabaran de ser besados. Su lengua se pasea con descaro sobre sus labios, provocándome…

Siwon… - lo escucho en mi mente decir mi nombre.

Sus labios envuelven mi pene. Su boca se siente caliente y húmeda. Mi mano sube y baja más rápido sobre mi eje. Mi respiración se agita.

— Heechul…- de nuevo dejo escapar su nombre de mis labios. — Aaahh- gimo cuando me alcanza el orgasmo.

Respiro agitado. Abro los ojos y bajo la mirada a mi mano cubierta de semen. Mi corazón está agitado.

— Diablos…- murmuro.

Busco en mi pantalón un pañuelo. Limpio mi mano y mi pene antes de volver a acomodarme el pantalón.

Respiro hondo varias veces. No quiero lucir agitado frente a él.

Cuando creo estar bajo control. Camino de regreso a donde lo dejé.

Frunzo el ceño, al notar que la moto está sola, volteo a mi alrededor buscándolo. Doy unos pasos hacia los árboles.

— ¡Heechul!- grito su nombre.

Veo el cielo. Está oscureciendo. Me preocupa que esté solo y que pueda perderse. Camino por los alrededores buscándolo.

— ¡Heechul!- de nuevo grito.

Camino entre los árboles buscándolo. Estoy realmente preocupado. De pronto, me detengo en seco al escuchar un ruido. Mi respiración se está agitada, pero intento no hacer ruido para escuchar con claridad.

—Nnnhh…- un leve gemido.

Giro mi rostro hacia donde lo he escuchado. Camino hasta ahí intentando no hacer ruido. Entre más me acerco, más claro tengo que es él.

— Siwon…- me detengo de nuevo cuando lo escucho decir mi nombre.

Me oculto detrás de un árbol. Ahí está. Sentado en la tierra, recargado en el tronco de un árbol. Con sus piernas abiertas, y sus pantalones desabrochados.

Mi corazón está latiendo fuerte. Contengo la respiración.

No puedo creer lo que estoy viendo. De nuevo mis pantalones se sienten incómodos. No puedo apartar mi mirada.

Es lo más erótico que he visto en toda mi vida.

Una de sus manos se mueve lentamente sobre su pene, mientras que la otra se encuentra perdida dentro de sus pantalones. Muerdo mi labio para contener mi voz, y evitar un gemido al imaginarme que sus dedos están jugueteando con su entrada mientras se masturba.

Sus ojos están cerrados. Sus mejillas están sonrojadas. Sus labios entreabiertos. Su pecho sube y baja rápidamente.

— Siwon…- de nuevo mi nombre sale de sus labios.

No puedo. No puedo seguir viéndolo. Si lo hago, no sé si podré contenerme. Me giro y regreso a donde está la moto estacionada. Camino de un lado a otro, respirando hondo, intentando bajar mi lívido.

— Oh… Siwon… — me detengo al escuchar su voz.

Me le quedo viendo fijamente. Su rostro aún luce sonrojado. Puedo ver que sigue acomodándose la camisa dentro de sus pantalones.

— Tuve que ir al baño también. ¿Esperaste mucho?- pregunta.
— N-no…- contesto.

Carraspeo. Intento reponerme.

— Es tarde. Debemos irnos- tomo el casco y extiendo el brazo para dárselo.
— Gracias.

No contesto, solo asiento.

Esta vez no le he puesto el casco. No creo poder contenerme si me acerco a él.

Me subo a la moto, y espero impaciente a que él hago lo mismo. Cierro los ojos al sentir su cuerpo pegado al mismo. Sus manos sobre mi abdomen, muy cerca de la presilla de mi pantalón.

— Listo- me dice al oído.
— Bien…

Arranco la moto y acelero. Necesito llegar a casa pronto.

Zhou Mi (POV)

Sonrío mientras leo el mensaje que acaba de llegar a mi celular.

Niego con la cabeza. Ese chico es un amor. Henry, acabo de despedirme de él, y ya me ha enviado un mensaje para preguntar si llegué bien a casa.

Rápido contesto, y le deseo buenas noches. Suspiro hondo, y guardo el celular en mi bolsillo antes de entrar a casa.

— Oh, ¿vas llegando? – me detengo un poco sorprendido.

Hangeng está parado frente a mí, con un vaso de algún vino en su mano. Frunzo el ceño.

— Siempre estas bebiendo— arrugo la nariz — ¿tienes un problema con el alcohol?

Hangeng abre los ojos muy amplios. Ve el vaso en su mano, y se echa a reír.

— ¿Dije algo gracioso? – frunzo el ceño.
— No, no lo has dicho.- sonríe.

Respira hondo y deja el vaso a un lado.

— Supongo que tienes razón, ni fumar ni beber es bueno.

Sonrío amplio. Niego con la cabeza.

— No, no lo es. Deberías intentar masticar chicle o algo así- le digo. Hangeng no ha dejado de sonreír.
— Sí, eso intentaré. – niega con la cabeza — Eres…- ladeo la cabeza esperando a que termine de decir lo que iba a decir.

Pero por alguna razón, se ha quedado callado, simplemente me observa. Hago un puchero.

— ¿Soy qué? – pregunto.
— Nada, olvídalo.- respira hondo — ¿De dónde vienes si se puede saber? – como si no me hubiera dado cuenta que me ha cambiado la conversación.
— De ver a Henry – contesto.

Dejo mi chaqueta a un lado y quito mis zapatos.

— ¿Henry?
— El chico que vive en la casa de alado- contesto.
— Oh. No lo conozco. – sonrío.
— Es simpático, agradable. Es menor que yo, pero…- suspiro — es guapo también.
— Así que te gusta…- volteo a verlo.
— No… bueno, es lindo. Pero es muy pronto para eso – me encojo de hombros. — ¿Y Heechul? – ahora soy yo quien le cambia el tema.
— Debe estar en el jardín, tenía mucho que escribir. – frunzo el ceño.
— No lo vi… que raro- de nuevo me encojo de hombros— Bueno, voy a darme una ducha y a dormir.
— Que descanses – sonrío.
— También tú.

Subo los escalones. Tarareo una canción. Estoy de muy buen humor. De pronto mi celular de nuevo suena por un mensaje. Sonrío cuando veo que es Henry de nuevo, esta vez solo para desearme buenas noches.

Es lindo…

Young Woon (POV)

— Bienvenido señor Kim – uno de los jóvenes del lugar me recibe. — ¿La misma mesa de siempre?- me pregunta.
— Por favor…

No digo nada más, simplemente me dejo guiar a la mesa frente al pequeño escenario en donde ya hay dos jovencitos esperando por mí. Sonrío amplio.

— Buenas noches – saludo.

Los jovencitos saludan entusiasmados. Saben que conmigo su noche será muy productiva, por lo regular dejo muy buenas propinas.

No es que venga a estos lugares en busca de algún jovencito con el cual acostarme, simplemente soy un hombre al que le gusta pasarla bien, y si es en compañía de jóvenes alegres, o viendo el espectáculo que se ofrece en este lugar, mucho mejor.

No voy a negar que en más de una ocasión he salido de este u otro lugar acompañado de algún jovencito. Tampoco soy un hombre célibe.

Saco del bolsillo de saco una cajetilla de cigarros. Pongo un cigallo en mi boca y rápido uno de los jovencitos sentado junto a mí, toma el encendedor y lo aproxima.

El lugar es oscuro, y las luces giran alrededor, de pronto el escenario se ilumina y la música empieza a sonar. Sonrío al ver desfilar algunos jóvenes con ropa provocativa mientras bailan, coqueteando con los hombres en el club.

De pronto algo llama mi atención. Detrás del escenario un joven con un antifaz. Frunzo el ceño. Nunca había visto que alguno de los jovencitos usara un antifaz y eso me hace sentirme curioso.

El joven camina rodeando el escenario, observando fijamente a los jóvenes que están haciendo su espectáculo. Luce interesado y al mismo tiempo sorprendido.

Acompañado de otro jovencito, se sienta en una de las mesas apartadas, lejos de los clientes.

Me giro un poco hacia a uno de los jóvenes que me acompañan.

— ¿Quién es ese jovencito? – le pregunto.
— ¿Uh? ¿Cuál?
— El del antifaz- le digo.

El jovencito se inclina para ver mejor. Rápido se encoje de hombros.

— Debe ser nuevo. Nunca lo había visto.

Aprieto los labios. Hay algo en él que llama mi atención, y no sé qué es.

Hyuk Jae (POV)

Alguien toca a mi puerta. Respiro hondo, me estiro y me siento en la cama.

— Adelante- digo.

La puerta se abre un poco. Sung Min se asoma con una sonrisa.

— Hey.
— Hola.- contesto.
— Papá quiere hablar contigo, te espera en su despacho. – frunzo el ceño.
— Gracias.

¿Qué querrá papá?

Respiro hondo antes de ponerme de pie. Estoy cansado, hoy ha sido un día complicado en el trabajo. Eso de intentar empezar desde abajo es difícil, por momentos me veo tentado a ir con mi padre y pedirle que me ayude a conseguir el puesto que él intentaba obtener para mí desde un inicio, pero al final, sé que nada me dará más satisfacción que ascender por mis propios méritos.

Así que de nuevo respiro hondo, y salgo de mi habitación al despacho de mi padre.

Está sirviéndose un vaso de vino, apenas entro se gira y me sonríe.

— ¿Quieres uno?- niego con la cabeza
— No gracias. – se encoje de hombros.
— Bien. Siéntate.- me indica la silla frente a su escritorio.
— ¿Qué pasa? ¿De qué quieres hablar? – le pregunto un poco inquieto.

Papá se sienta en su silla, le da un trago a su bebida y pone el vaso en el escritorio.

— Acepté que no quisieras que te ayudar a conseguir el trabajo que un hijo mío debería tener.- ruedo los ojos
— Papá… - levanta una mano para callarme
— Ya eso está en el pasado, trabajarás desde abajo como quieres- papá mueve su mano desestimando mis intenciones
— Gracias…- murmuro.
— Pero…
— Siempre hay un pero…- digo entre dientes

Papá simplemente sonríe. De nuevo le da un trago a su bebida.

— Vas a casarte.

Levanto una ceja entre sorprendido e incrédulo.

— ¿Cómo? – pregunto.
— Te he conseguido un prometido muy lindo y agradable.

Entrecierro los ojos.

— E hijo de uno de tus socios o de un gran empresario, ¿no es así?- pregunto.

Papá de nuevo sonríe, y con eso me ha dicho todo. De inmediato niego con la cabeza mientras me pongo de pie.

— De ninguna manera.- le digo fuerte y claro. — No voy a casarme con quien tu quieres.


Me giro y salgo de su oficina. 
Share:

5 comentarios:

  1. Kekekeke el papá de Hyuk me hizo reír y no se porque xDDD
    Bien, esto va tomando forma y me gusta (como si ella no hubiera dado ideas kekekek) pero de verdad, no me esperaba lo de Hee, fantaseando ya con Siwon y no con su prometido. Eso esta de escándalo! Y Siwon, sólo espero que sepa utilizar a su favor lo sucedido. Y bueno Teuk, la curiosidad mató al gato, sabías? Y Kangin, como viejo zorro el ya huele algo kekekeke y Mimi, tan encantador, creo que a más de uno tiene hipnotizado con sus encantos *-*
    Insisto... ¿POR QUE? ¿POR QUE TIENE QUE HACER LO QUE TIENE QUE HACER? (Léalo con tono trágico por favor)

    ResponderEliminar
  2. wow Siwon y Heechul se atraen eso a donde los llevara porque Heechul esta comprometido y con el amigo de Siwon vaya lió, y Hangeng le gusta Zhoumi?? parece que si y Leeteuk que hará bailar, pero aunque lo lo reconozca Kangin se siente atraído por el que pasara lo descubrirá interesante, el pobre de Hyuk que lo quieren casar gracias por el cap y esperando el siguiente bye.

    ResponderEliminar
  3. Wow ya valió la relación de Hee y Han... que así como que vayan a sufrir mucho pues no, Han al parecer ya se está enamorando de Mimi o eso espero jejeje 😅 y pues Hee y Siwon desde que se conocieron ya se atraen...
    Creo que el disfraz no le sirvió mucho a Teuk pues de todos modos llamo la atención de Kangin, pero tengo una duda que es lo que va a hacer Teuk en ese lugar?

    ResponderEliminar
  4. Esto esta súper interesante.
    Quiero siguiente cap. Lo esperaré con ansias.

    ResponderEliminar
  5. Wow! No crei capaz a Jung Soo de atreverse y aunque sea como expectador para calmar su curiosidad ha llamado la atencion.
    Heechul pensando en Siwon y éste lo vio...xd!!! Bye bye al prometido...y parece que pronto

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts