Quiero Robarme Al Novio... Capitulo 10

Heechul (POV)

Siwon detiene la motocicleta en la entrada del garaje de su casa. Intentando no tocarlo tanto y lo más rápido que puedo me bajo.

— Bueno…- murmuro —Fue divertido.- le digo — Tengo que seguir trabajando.

Quiero verlo a la cara, pero no puedo. Me siento apenado y nervioso por lo que hice en el bosque mientras lo esperaba.

— Si, lo fue. Cuando quieras podemos dar otro paseo- Siwon contesta.
— Sí, bueno… yo…- muerdo mi labio inferior, mi corazón está latiendo muy rápido — nos vemos.

Solo eso dije antes de darme la vuelta y caminar, casi correr hasta la entrada principal de la casa. No quiero voltear a verlo, estoy seguro de que está observando lo extraño que estoy comportándome.

Si supiera lo que hice… No, espero que no lo sepa nunca. Moriría si lo supiera.

Entro a la casa, cierro la puerta, solo entonces me detengo para ver por la ventana. Cuando sé que él no puede verme.

— ¿Ocurre algo?- doy brinco asustado cuando escucho a Hangeng.
— ¡Ah! – mi corazón está a punto de salirse de mi pecho, llevo una mano ahí – no, no… yo…- respiro hondo para tranquilizarme — ¿A qué hora llegaste? – le pregunto intentando lucir normal.
— Hace una hora más o menos.
— Oh…- muerdo mi labio — ¿Por qué no me llamaste?
— Pensé que estabas trabajando, me dijiste que debías entregar un artículo pronto.- bajo la mirada.
— Sí, tengo que entregarlo pronto…

Ahora no puedo verlo a la cara. Hangeng estuvo aquí todo este tiempo, intentando no molestarme para que pudiera terminar mi trabajo, y yo… yo estaba…

— ¿De dónde vienes? – Hangeng me sujeta de los hombros.
— Yo…- lo veo inclinarse hacia mí.

Un beso. Es lo que busca, un beso. Mi corazón se acelera de nuevo y sin pensarlo giro mi rostro.

Tanto Hangeng como yo nos quedamos congelados por lo que acabo de hacer. Mi corazón no aguanta más. ¿Qué diablos estoy haciendo?

— Necesito darme una ducha – le digo antes de subir las escaleras corriendo.

Apenas llego a mi habitación. Cierro la puerta con seguro y me recargo en ella. Respiro hondo varias veces. Tengo ganas de llorar. ¿Qué estoy haciendo? ¿Por qué estoy evitando a Hangeng?

¡Él es mi prometido!


Jung Soo (POV)

Camino despacio. Casi de puntitas intentando no hacer ruido. Cuando llego a la puerta, me detengo para quitarme los zapatos. Los tomo con una mano, y con la otra uso la llave para abrir la puerta.

Todo está en silencio. Es demasiado tarde, casi la una de la mañana. Zhou Mi hace mucho que debe estar en su cama dormido, y Siwon probablemente lo esté también, así que debo ser silencioso.

Sobre todo teniendo en cuenta que tenemos invitados en la casa y que no conozco al cien por ciento sus hábitos nocturnos y bien podrían estar despiertos a estas horas.

La puerta se abre rechinando un poco. Muerdo mi labio nervioso. Contengo la respiración. Entro a la casa y respiro aliviado cuando logro cerrar la puerta sin que vuelva a hacer ruido.

Me giro para caminar despacio hacia las escaleras.

¡Dios! Tan cerca y al mismo tiempo tan lejos…

Veo la luz del pasillo en el segundo nivel encendida. Siempre lo está para cuando alguien se levanta de noche por cualquier cosa, o cuando me levanto de madrugada para comenzar las labores diarias del hogar.

En estos momentos es lo único que ilumina la casa, y es mi esperanza de llegar a mi habitación sin tropezar o ser descubierto. Fijo la mirada ahí. Lentamente camino…

— ¿Jung Soo? – doy un brinco.

Mi corazón se acelera muy rápido. Dejo caer mis zapatos y me giro para ver a Siwon parado en la puerta de su oficina.

— ¿Qué haces despierto a esta hora? – pregunta y luego me observa de abajo hacia arriba.
— Yo…- frunce el ceño cuando nota que no estoy en pijama.
— ¿Acabas de llegar a casa? – muerdo mi labio inferior.

¿Qué le digo? No puedo decirle que fui a ese club. Y que después no pude salir de ahí porque Young Woon llegó y no dejaba de observar cada uno de mis movimientos…

— ¿Jung Soo?
— Yo… fui a casa de los Park, se me pasó el tiempo mientras conversábamos. ¿Sabías que el más joven de sus hijos acaba de casarse en el extranjero? – le digo.

Es información de la cual me enteré hoy mismo, pero no porque haya ido a visitarlos, más bien por medio de una tercera persona. Afortunadamente conozco gente que es un poquito boquifloja.

— Pobre señor Park, tuvo que preparar una boda en poco tiempo. Su hijo embarazó a un jovencito en Osaka…- continúo contándole. — Aunque el jovencito es lindo, vi una foto de él y realmente es lindo…
— Jung Soo- Siwon me interrumpe — Es tarde, ve a dormir- sonrío.
— Oh, sí. Cierto. Que descanses Siwon – le doy un beso en la mejilla, recojo mis zapatos y subo corriendo las escaleras.

Mi corazón sigue latiendo muy rápido.

Afortunadamente, Siwon odia cuando le cuento los chismes de las familias de la alta sociedad. Entro a mi habitación, cierro con seguro, dejo caer mis zapatos al piso y camino hasta el espejo. Puedo ver mis mejillas sonrojadas. Saco de la gabardina en mi brazo, el antifaz que me he puesto esta noche.

Dejo la gabardina en una silla y llevo el antifaz frente a mi rostro. Así es como Young Woon me vio. ¿No me reconoció? Es decir, mi cabello fue peinado diferente, pero aun así…

— Mi ropa… - murmuro.

Era más atrevida en el club. El jovencito me prestó unos pantalones demasiado ajustados y una camisa que realmente dejaba muy poco a la imaginación.

Muerdo mi labio. Tal vez en verdad Young Woon no me reconoció, y le gustó como me veía, con esa ropa tan atrevida…

Dejo el antifaz a un lado. Me desabrocho mi camisa para dejar al descubierto un poco mi pecho.

— Tal vez debería vestirme un poco más atrevido.

¡NO! ¡Qué estoy pensando!

Niego con la cabeza mientras saco mi pijama y me la pongo. Respiro hondo mientras me veo fijamente en el espejo. Con la pijama de dos piezas, de seda, totalmente cerrada hasta el cuello.

Ahora entiendo menos que nunca porque Young Woon siempre está molestándome cuando me visto de esta forma. ¿Qué es lo que quiere? ¿Burlarse de mí?

Me siento en la cama. No puedo sacarme de la cabeza la forma en que Young Woon me miraba fijamente en el club.

Llevo mis manos a mi rostro cuando lo siento caliente. Su mirada era como si quisiera devorarme… suspiro hondo y me meto bajo las sábanas sin dejar de pensar en él. ¿Irá siempre al mismo club? ¿Será que regrese a buscarme? ¿Debería regresar yo?

Siwon (POV)

Salgo de mi habitación y a la primera persona que me topo es a Jung Soo. Luce unas simpáticas ojeras debajo de sus ojos.

— Buenos días Jung Soo – lo saludo.

Se gira para verme, frota una de sus manos en sus ojos y bosteza. Su cabello luce revuelto.

— Buenos días Siwon. ¿Por qué te levantas tan temprano?- sonrío.
— Jung Soo, ya pasan de las 8 de la mañana- abre los ojos muy amplios.
— ¡Bromeas! – dice sorprendido.
— No hermanito. Parece que la desvelada te ha hecho mal.
— ¡Oh Dios! Espera unos minutos y te hago un desayuno rápido- niego.
— No te preocupes. Tengo que irme. De todos modos tengo un desayuno pactado con un empresario.- le doy un beso en la mejilla — regresa a la cama a dormir, la casa no se va a caer por un día que no te levantes temprano.
— Pero… ¿Y Mimi?
— Mimi hace media hora que se fue a la Universidad.- puedo ver su rostro rojo.
— Dios… no sé qué me pasó, yo…
— Anda, regresa a dormir. – lo giro y le doy un empujoncito de regreso a su habitación— te veo en la comida.

Continúo caminando mientras que Jung Soo se queda parado en el pasillo sin saber qué hacer. Niego con la cabeza. Mi hermano necesita unas vacaciones, ha pasado casi toda su vida intentando hacerse cargo de ésta casa. Ni siquiera ha podido disfrutar de su juventud, si sigue así, ni siquiera podrá casarse.

Tal vez debería buscar una de esas agencias de matrimonios para que le ayuden a encontrar a un buen hombre con el cual casarse. Ya tiene edad para hacerlo.

Bajo los escalones y me detengo cuando escucho la voz de Heechul. Llevo una mano a mi pecho cuando siento a mi corazón acelerarse. ¿Qué diablos me pasa? ¡Contrólate Siwon!

— Oh, buenos días Siwon – volteo rápido.
— Buenos días Hangeng – Heechul está junto a él, su mirada fija en el piso — Buenos días Heechul  - apenas levanta la mirada un poco.
— Buenos días Siwon – murmura.
— ¿Vas a la oficina? – Hangeng pregunta.
— Sí.
— Perfecto. ¿Podrías dejarme de pasada? Tengo una cita de negocios en el restaurante que está a unas cuadras de tu oficina.
— Ah… si, bien… vamos.

Hangeng se gira y sujeta a Heechul de la cintura para acercarlo. Sus labios están a punto de tocarse y antes de que lo hagan, giro mi rostro para no verlos. Aprieto una de mis manos en puño. No puedo contener este sentimiento dentro de mi pecho. El querer separarlos, el no dejar que mi amigo toque a su prometido…

— Nos vemos más tarde amor – escucho a Hangeng decirle.
— Sí, nos vemos después.

Salgo de la casa intentando no voltear a ver a Heechul. Empiezo a sentirme incómodo con esta situación. Necesito quitarme de la cabeza las imágenes de Heechul tocándose en el bosque, murmurando mi nombre.

No puedo dejarme llevar, es el prometido de mi mejor amigo, pronto van a casarse…

Jong Woon (POV)

Estaciono mi auto. Me giro cuando veo a otro auto estacionarse unos cuantos lugares detrás de mí. Veo por el espejo retrovisor, pero no logro ver a nadie dentro del mismo. Eso es totalmente extraño, un auto no puede manejarse solo, y yo estoy seguro de que acaba de estacionarse.

Reviso sus alrededores, tal vez sus ocupantes ya han bajado y no los vi. Nada. No hay nadie alrededor.

— Tal vez lo estoy imaginando…- murmuro.

Bajo del auto y camino hasta el elevador que lleva a las oficinas. Al momento de girarme y oprimir el botón del piso al que voy, veo que algo se mueve entre los autos. Pero es demasiado tarde para detener las puertas de cerrarse.

— Qué diablos…- murmuro.

No estoy loco, alguien está siguiéndome. Pero, ¿quién?

Apenas llego al piso al que voy, verifico que el otro elevador está subiendo también. Así que decido ocultarme. Me recargo en la pared junto a la puerta para ver salir a la persona. No pasa mucho tiempo antes de que el elevador se detenga, las puertas se abran y dos jovencitos salen.

Voltean a un lado y al otro sin percatarse de mi presencia. Uno de ellos me parece conocido, pero no recuerdo de dónde. Los dos son realmente lindos.

— ¿Estás seguro que este es el piso? – uno de ellos pregunta.
— Sí, estoy seguro – el que me parece conocido contesta.- Pero no sé hacia donde se iría. Debimos subir con él…
— Bueno, como sea, no podemos quedarnos aquí todo el tiempo, yo digo que deberíamos ir hacia allá – el otro jovencito señala a la derecha, el lado contrario a donde yo voy.
— Bien…- el jovencito lindo acepta y comienza a caminar.

Por mucho que su rostro me parezca conocido, estoy seguro de que no lo conozco, así que no entiendo porque está siguiéndome. ¿Acaso no es la primera vez que me sigue? Es demasiado lindo para ser un acosador…

— ¡Oh Hola! – un chico se acerca al otro joven y lo detiene.
— Hola…

Aprovecho la oportunidad para seguir al otro jovencito. Necesito saber que está pasando y porque está siguiéndome. Giro por el pasillo y de pronto me topo de frente con él. No ve, simplemente tropieza conmigo.

— Aush…- se queja.
— Lo siento.
— No, lo siento, fui yo quien…- levanta la mirada y se queda con la boca abierta al verme.

Es demasiado adorable. Sonrío.

— Hola.- lo saludo.

No sé porque en lugar de reclamarle, estoy siendo amable con él, e incluso coqueto.

— ¿Te conozco de algún lado? – le pregunto.
— Uh… no… digo sí… bueno…- suspira hondo, demasiado nervioso— No lo creo, pero hace unas semanas te vi una tienda cercana a casa de mis abuelos y…- lleva una mano a su boca. — lo siento, vas a pensar que te estoy acosando… - sonrío de nuevo.
— ¿Y porque pensaría eso? ¿Estabas siguiéndome? – aunque sé que sí, no puedo resistirme a preguntarle y ver como su rostro se pone más rojo.
— Yo…
— ¿Cómo te llamas hermoso?
— Umm… Ryeowook, Kim Ryeowook…
— Lindo… ¿Y qué haces por aquí?

Es demasiado lindo, decido dejar de lado el hecho que estaba siguiéndome, por el momento. No hace daño intentar conocerlo, ¿no? Incluso podría estarme perdiendo de algo si lo alejo sin ni siquiera darle una oportunidad.

— Yo… vengo a ver a un amigo- levanto una ceja, intento no sonreír ante sus mentiras — su familia es dueña de esta empresa, y quedamos de vernos con él. Vino a ver su hermano para pedirle dinero, iremos de compras…- sonríe.
— ¿Su hermano? ¿Choi Siwon?
— Sí. Zhou Mi es mi amigo, vamos en la misma Universidad.- hago una mueca.
— ¿Tienes 19 años?
— Sí, ¿algún problema? Soy mayor de edad… en algunos países…- sonrío de nuevo.

Sí, este jovencito es demasiado lindo para mi mala suerte. Suspiro hondo. Es diez años menor que yo… no debería…

— ¿Tienes algo que hacer el fin de semana? – de pronto le pregunto.

¡Dios! ¡Qué estoy haciendo!

Siwon (POV)

Estoy terminando una llamada cuando veo el foco rojo en el mismo, mi secretaria está llamándome.

— Bien, entonces en eso quedamos señor Jung, le enviaré las propuestas. Gracias. – corto y contesto a mi secretaria - ¿Sí?
— Señor Choi, un joven llamado Lee Sung Min está buscándolo.
— ¿Lee Sung Min? – intento recordarlo.
— Sí, ¿qué le digo? – veo la hora en mi reloj, es hora de comer.
— Déjelo pasar- contesto.

No puedo tardarme demasiado. Le daré un poco de tiempo, y tal vez así llegue a casa lo suficientemente tarde como para evitar compartir por el día de hoy la mesa con Hangeng y Heechul.

Me pongo de pie cuando la puerta se abre. Sonrío cuando reconozco al jovencito. Es el chico con el cual me cruce en el pasillo de la empresa.

— Hola, siento interrumpirte. ¿Ibas de salida? – niego con la cabeza mientras extiendo mi mano para saludarlo.
— No, no te preocupes. Toma asiento.
— Oh, no. Yo solo pasaba a invitarte a comer, claro, si tienes tiempo.

Me quedo por un momento sorprendido. Lo observo detenidamente. Es un jovencito muy atractivo. Tanto como Heechul… ¡Rayos! Tengo que dejar de pensar en Heechul. De nuevo observo a Sung Min. Tal vez no sea mala idea aceptar su invitación.

Sonrío.

— Sería un honor acompañar a tan lindo jovencito a comer – pongo mi brazo para él.
— ¿En serio?
— Por supuesto…
— Pensé que no aceptarías… ¿sabes? Mi padre dice que eres un chico muy serio, y mi hermano…- frunzo el ceño.
— ¿Tu padre y tu hermano? ¿Los conozco? – escucho su risa.
— Claro, somos tus vecinos, ¿no lo recuerdas?

Me retiro un poco para verlo mejor. ¡Claro! ¿Cómo no lo relacioné antes? Y seguro estuvo en la fiesta también y no lo recuerdo.

— Lee Hyuk Jae, tu hermano- le digo – un gran chico- sonríe.
— Lo sé. Entonces, ¿nos vamos?
— Por supuesto.

Hyuk Jae (POV)

Voy de camino a entregar algunas propuestas en lámina de algunas campañas a otra de las oficinas en el edificio, cuando veo que del elevador sale ese chico. Es realmente lindo… viene con otro jovencito, los veo conversar un poco, de pronto se gira y me ve.

— ¡Oh Hola! – lo saludo.
— Hola… - me ve como si no me recordara.
— Soy Hyuk Jae – le digo – el chico que te hizo caer el otro día…
— Ah… eres tú… - sonrío un poco y mi corazón se derrite.
— Sí, soy yo. ¿Cómo estás?
— Bien…- me ve de arriba abajo.
— ¿Trabajas aquí verdad?
— Sí, estoy de auxiliar en…
— ¿auxiliar? Oh… - su expresión cambia — ¿sabes? Tengo que irme. Lindo encontrarnos de nuevo…- se da la vuelta y entra de nuevo al elevador.

Frunzo el ceño. ¡¿Qué diablos le pasa?! Apenas le dije que era un auxiliar en la empresa y se despidió.

Veo fijamente las puertas del elevador. Es una lástima de cara bonita… parece que el jovencito es uno de esos Juniors, consentidos que esperan a su príncipe azul cargado de dinero. Suspiro hondo.

Ruedo los ojos cuando mi celular de nuevo empieza a sonar. Lo saco de mi bolsillo solo para comprobar que es de nuevo mi padre, insistiéndome en que conozca al jovencito que a elegido como mi prometido.

— ¿Sí? – contesto.
— Por lo menos conócelo, tal vez en realidad te guste y…
— No papá, ya te he dicho que no. Nos vemos en casa- corto la llamada.

Apenas lo hago, me llega un mensaje por el whatsapp. Es de nuevo mi padre, empieza a fastidiarme con su insistencia. Renuente abro la aplicación para leer su mensaje, parece que me ha enviado una foto.

“Conócelo, es muy lindo”.

Me escribe, y adjunta la foto. Abro la boca sorprendido.

Marco para regresarle la llamada a mi padre.

— ¿Entonces? ¿Lo conocerás?
— De acuerdo, voy a hacerlo. Pero con una condición – le digo.
— ¿Cuál?
— No le digas nada. Quiero acercarme a él por mí mismo.
— Pero…
— Por favor papá, sino, olvídate de cualquier matrimonio que tengas arreglado. – se queda callado por unos momentos.
— Está bien…- suspira  hondo.
— Bien. Nos vemos más tarde.

Corto la llamada y vuelvo a abrir la aplicación para ver la foto que mi padre me ha enviado. Sonrío amplio. Es muy lindo.

Zhou Mi (POV)

— ¿A dónde irían Dong Hae y Ryeowook? – le pregunto a Kyuhyun.
— No tengo ni idea, pero no te preocupes, los dos son lo bastante mayores como para andar por ahí solos… - hago una mueca.
— Lo sé, es solo que me hubiera gustado ir con ellos – hago un puchero.
— Pero estas conmigo, ¿no es divertido? -  muerdo mi labio y volteo a verlo.

La verdad es que no sé qué contestarle. Sé de sus sentimientos hacia mí, y también sé que le gusta a Wookie, y no quiero darle esperanzas cuando yo respeto a los chicos que le gustan a mis amigos.

Sonrío.

— Sí, lo es…- suspiro hondo — Bueno, debo irme Kyu, debo ir a casa temprano- le digo.

La verdad es que tampoco es que deba a irme tan rápido, pero lo prefiero a tener que estar más tiempo a solas con él.

— ¿En verdad?  - toma mi mano para detenerme — ¿Por qué no vamos a la cafetería a tomar una soda? Te invito…

Muerdo mi labio de nuevo. ¡Dios! Wookie, deberías estar aquí…

— ¡Zhou Mi! – me congelo cuando escucho esa voz.

Kyuhyun frunce el ceño mientras ve detrás de mí. No quiero voltear. Sé de quién es la voz.

— ¡Te estoy hablando Mimi!- aprieto los labios.
— ¿Quieres que le diga que se vaya? – Kyuhyun pregunta.

Respiro hondo. Mi corazón late rápido. No quiero voltear a verlo. La verdad es que estoy nervioso y asustado. Después de lo que pasó la última vez que lo vi, no sé lo que esté pensando, o como haya quedado nuestra relación.

Pero de algo si estoy seguro. No me gustó que haya querido forzarme a tener relaciones con él.

— ¡Zhou Mi! – me sujeta del brazo y me hace girar. Está siendo brusco.
— ¡Oye! ¡Qué te pasa! – Kyuhyun le grita y lo empuja.
— ¡Tú no te metas! ¡Estoy hablando con Mimi! – empuja a Kyu.

¡Oh Dios! ¡Esto no pinta bien! ¡No quiero que peleen!

— Por favor Calvin, detente.- le digo.
— Lo siento cariño, pero tu amiguito está siendo un inoportuno.- aprieto los labios.
— Calvin, por favor, vete…
— No, tenemos que hablar
— Ya te dijo que te fueras – de nuevo Kyuhyun lo empuja.
— Y yo ya te dije que no te metas – Calvin le hace frente.
— ¡Basta! – grito metiéndome en medio.

El corazón está latiéndome rápido. No quiero que haga un escándalo aquí, estamos en los jardines de la Universidad. Hay demasiada gente observándonos.

Me giro para ver a Kyuhyun.

— Kyu, gracias. Mañana nos tomamos esa soda, ¿de acuerdo?
— Pero Mimi, ¿no vas a irte con ese tipo verdad? – muerdo mi labio.
— Lo siento…- sonrío — mañana te veo.

Me giro rápido. Tomo del brazo a Calvin y comienzo a caminar con él para alejarlo de Kyuhyun. Mi corazón corre descontrolado. No quiero irme con él, simplemente quiero alejarlo para que no peleen.

Me detengo cuando llegamos al estacionamiento. Lo suelto y me alejo de él.

— Escucha Calvin, no sé qué quieras decirme, pero yo no tengo nada que hablar contigo. Si acaso aclarar que nuestra relación terminó ese día por lo que intentaste hacerme y…
— ¿Terminó? No amorcito, yo no he terminado la relación.- abro los ojos muy grandes.
— ¿Estás loco? – doy un paso atrás — Después de lo que pasó, yo no pienso seguir contigo.

Me giro y comienzo a alejarme. Busco entre los autos el carro que mi hermano siempre envía por mí, aunque es demasiado temprano para que esté aquí, aún debería tener otra clase, pero el profesor ha avisado que no vendría.

— ¡Hey! ¡Vamos a hablar! – Calvin me sujeta del brazo fuerte.
— Suéltame, me lastimas Calvin…
— Bien…- afloja su mano — pero sube al auto, te llevo a casa…

De nuevo muerdo mi labio. Veo por encima del hombro y me doy cuenta de que Kyuhyun se acerca, es evidente que no se ha quedado conforme y está buscándonos. Suspiro hondo resignado.


— Bien, vamos…- le contesto antes de caminar hasta su auto. 
Share:

5 comentarios:

  1. No mimi no lo hagas no subas!!!! ese maldito como lo odio ¬¬
    Espero y Hang y Siwi no pelen por culpa de Hee IOI
    Ahhh Wookie y Yesung por fin!!!!!
    Tonto Hae -_-! por que tratas tan feo a Hyukie TvT ojala y el encuentro mejore un poco esa actitud :c

    ResponderEliminar
  2. En que demonios esta pensando Mimi, como en este mundo es mejor irse con Calvin a ir con Kyu... solo espero que no le pase nada...
    Hae de verdad es un tonto, como pudo tratar así al lindo monito y es una lastima por que seguro que después se va a arrepentir...

    ResponderEliminar
  3. mimi está loco y ya ¿como es que se fue con calvin? está loco les digo.

    ResponderEliminar
  4. Aunque el sichul quiera respetar a hang lo que sienten entre ellos ya los supero y por mas q quieran poner distancia los momentos juntos seran incomodos y poco a poco los terceros se daran cuenta

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts