Alma Enamorada... Capitulo 03

 Mingyu (POV)

— ¡Aush! – levanto mi pierna al sentir el golpe. — ¡Qué demonios te pasa!- grito molesto.

Levanto el rostro para enfrentar al chico, pero de pronto este ya no está. Volteo a ver a mi alrededor.

— ¡Genial! – Jeonghan dice— Acabamos de perderlo, muchas gracias…- me dice molesto. Cruza sus brazos enfrente.
— ¿Qué? ¿Intentas echarme la culpa a mí? – le pregunto.
— ¡Duh! – rueda los ojos — El chico está aquí por alguna razón, y tú lo único que piensas es en deshacerte de él- frunzo el ceño.
— Wow…- escucho a Joshua murmurar.
— ¿Qué? – le pregunto. Joshua observa fijamente a Jeonghan.
— No estoy seguro de decir esto pero…- niega con la cabeza — Creo que Jeonghan tiene razón.
— Lo sé lindo, lo sé…- Jeonghan de inmediato se acerca a él a intentar darle un beso.
— ¡Aléjate! – Joshua grita y Jeonghan simplemente hace un mohín.

Ruedo los ojos cuando de pronto eso se convierte en una escena bastante rara. Joshua corre por mi pequeño departamento, y Jeonghan intenta alcanzarlo.

Suspiro hondo y froto mi rostro con las manos, sintiéndome realmente frustrado. ¿Dónde habrá ido ese chiquillo? ¿Qué voy…? ¡Espera! ¿Por qué estoy preocupándome?

Me pongo de pie con una sonrisa en mis labios. Es decir, el chico se fue finalmente, debería estar feliz. Respiro hondo y comienzo a caminar de regreso a mi habitación para por fin poder dormir y descansar.

Abro la puerta de mi habitación, realmente siento como si estuviera flotando de la felicidad y…

— El chiquillo está aquí atorado, porque seguramente tu tuviste algo que ver con su muerte, no encuentro otra explicación.

Me detengo bruscamente cuando escucho a  Jeonghan hablar. Me giro rápido hacia ellos. Jeonghan tiene sujeto a Joshua de la cintura inclinado un poco hacia atrás, intentando darle un beso. Joshua tiene sus dos manos sobre el pecho de Jeonghan, manteniéndolo a raya, pero ambos me ven fijamente.

— ¿Qué dijiste? – le pregunto.
— ¿No te has preguntado porque de pronto Wonu apareció en tu departamento?- Jeonghan me explica, momento que Joshua aprovecha para alejarse de él.
— Sí- dice Joshua — Por lo regular, las almas perdidas suelen vagar por los lugares en donde murieron, o alrededor de la persona con quien tienen algún pendiente.
— ¿Qué le hiciste al chiquillo?- Jeonghan se cruza de brazos.

Doy un paso atrás. ¿De qué diablos están hablando? ¿Qué le hice? ¿Yo?

— ¡Es la primera vez que lo veo en toda mi vida!- contesto desesperado.

Wonwoo (POV)

Doy un paso atrás cuando el bulto detrás del escritorio se gira.

— ¡AAAAAAAAH! – ambos gritamos.

Sin poder evitarlo corro del otro lado del salón a esconderme detrás de un banco. Mi corazón quiere salirse de mi pecho.

Todo está en silencio. Mi corazón sigue latiendo rápido. Poco a poco, asomo mi cabeza por encima del banco en donde estoy oculto. Observo directamente al escritorio en donde vi al fantasma, mientras me asomo, veo como una cabellera peliroja se asoma al mismo tiempo. Rápido vuelvo a ocultarme.

¡Dios! ¿Ahora qué hago? Cierro los ojos muy fuerte y comienzo a pedir a quien quiera que escuche mis plegarias que haga que el fantasma se vaya.

— ¿Bueno? ¿Sí? – Escucho una voz — Por favor señorita ayúdeme, hay un fantasma en mi salón de clases y… ¿Bueno? ¿Bueno? – eso me hace asomarme de nuevo. — ¡Tss! ¡Maldición! Ya volvió a bajarse la batería.

Salgo de atrás del mesa banco y camino hacia el escritorio. Aun con un poco de miedo me asomo para ver al fantasma escondido detrás con un celular en sus manos. Ladeo la cabeza.

— ¿En verdad puede usar eso? – pregunto sorprendido.

El chico levanta el rostro asustado y de nuevo grita. Frunzo el ceño.

— Oye, deja de gritar. – me pongo de cuclillas frente a él. Señalo de nuevo el celular. — ¿Puedes usarlo? ¿En verdad te contestan? – el fantasma hace una mueca y deja el celular a un lado.
— No, siempre me cuelgan.

Hago una mueca. Por un momento pensé que en verdad podía hablar por el celular. Eso podría haber sido de mucha ayuda, aunque realmente no tengo a quien llamar, ni siquiera sé cómo me llamo.

Me siento en el piso frente a él, resignado. Me le quedo viendo. Definitivamente lleva puesto el mismo uniforme que yo, la diferencia es que su plaquita no está rayoneada y puedo leer su nombre.

— Boo Seung Kwan… - el chico sonríe.
— Sí, así me llamo…- entrecierra los ojos intentando leer mi plaquita. — ¿Wonu? – hago una mueca.
— Eso parece…- suspiro hondo. — En fin. Parece que llevamos el mismo uniforme. – le digo indicando nuestras ropas.
— Sí.
— Supongo que tú y yo estudiamos en la misma escuela.
— Sí.
— ¿Sabes cómo se llama ésta escuela? – el chico deja de sonreír.
— No.

Cierro los ojos decepcionado. Pensé que había avanzado un poco con toda ésta situación. Suspiro hondo y me pongo de pie dispuesto a irme.

— ¿A dónde vas? – Seung Kwan se levanta.
— Tengo que averiguar cómo se llama esta escuela – le digo.
— ¿Cómo lo vas a hacer? – pregunta mientras me sigue cuando salgo del salón.
— En alguna parte debe haber alguna placa con el nombre de la escuela. – le digo buscando en los pasillos.
— Oh… ¿Y porque quieres saber cómo se llama esta escuela?
— Porque… - me detengo de pronto. — No sé, pensé que eso me ayudaría a averiguar cómo me llamo, quien soy…

El chico se me queda viendo por unos momentos. De pronto murmura algo que me sorprende.

— Yo te he visto antes…
— ¡¿Qué?!
— Eres el chico raro de la escuela. Siempre duermes en el salón de clases y en el almuerzo subes a la azotea solo.

Abro la boca sorprendido. Sí, ese soy yo. Pero estoy sorprendido por la forma en que los demás me perciben.

— Todos los chicos siempre te evitan. Pero a ti no te importa, tú sólo estas interesado en ese otro chico al que siempre sigues.

Mis mejillas de pronto se sienten calientes. Un rostro de pronto aparece en mis pensamientos.

— Seokmin…- murmuro.
— ¡Sí! ¡Ese mismo! – Seung Kwan sonríe.

Me recargo en una de las paredes. Pensando en lo que acabo de recordar. Seokmin…

— ¡Wonu! ¡Wonu!

Volteo a ver a mí alrededor cuando escucho que alguien me llama. Pero la escuela está vacía, es de madrugada, solo estamos Seung Kwan y yo.

— ¡Wonu! ¿Dónde estás? ¡Regresa!

Esa voz. Me parece que la he escuchado antes. Una leve sonrisa aparece en mis labios cuando recuerdo su voz.

— ¿Qué pasa? – Seung Kwan me pregunta.
— Alguien está llamándome…-contesto sin dejar de sonreír.
— Estas desapareciendo…

Bajo la mirada a mi brazo cuando siento que Seung Kwan pone su mano ahí. Es cierto, cada vez que Mingyu me llama, mi cuerpo se desvanece un poco.

— Wonu, discúlpame, no quería ser grosero…

Sonrío amplio al escuchar sus disculpas. Cierro los ojos tan solo unos segundos y al momento de volver a abrirlo. Tres caras sonrientes están frente a mí.

— ¡Wonu!

Me sorprendo cuando de pronto uno de ellos tres me abraza. Se siente extraño, y no solo es el hecho de que alguno de ellos me abrace, sino que nunca me habían abrazado así desde que era niño. Se siente bien…

Mingyu (POV)

— ¿Trajiste más amigos? – pregunto realmente preocupado de que mi pequeño departamento se llene de fantasmas.

Joshua suelta a Wonu y ambos se giran a verme. Señalo detrás de ellos al chico de cabellos rojos que luce realmente asustado.

— ¿Uh? – Wonu se gira. — ¡Seung Kwan! ¿Cómo me seguiste? – le pregunta.
— No sé.- el chico se encoje de hombros — supongo que me arrastraste hasta aquí mientras te sostenía del brazo.
— Wow ¿Eres un alma perdida también? – Joshua le pregunta.
— ¡Genial! ¡Dos por uno! El jefe estará contento. – Jeonghan se acerca.

Wonu de pronto es usado por el chico como escudo para defenderse de lo que sea que esté intentando hacer Jeonghan. Yo simplemente los observo. ¡Esperen! ¿No es ese el mismo uniforme que está usando Wonu?

Ladeo la cabeza para comprobar que estoy en lo cierto. El chico lleva además una plaquita con su nombre. Boo Seung Kwan. Y además, la plaquita tiene el escudo de lo que supongo es su escuela. Doy un paso hacia ellos, buscando tomar la plaquita para ver mejor el escudo. Justo cuando voy a tomarla, el chico desaparece.

— ¡Demonios! – digo enojado.
— Si, dime…- Jeonghan se pone frente a mí con una sonrisa, mientras pestañea coqueto. Parpadeo confundido.
— ¿Cómo?
— ¿Me llamaste no? – de nuevo parpadeo.
— No. Solo fue una expresión…
— Oh… bueno… - se encoje de hombros.

Me giro a ver a Wonu.

— ¿A dónde fuiste? ¿De dónde salió ese chico?
— Creo que a mi escuela. Seung Kwan parece estaba en el salón de clases, al parecer es un fantasma…

Ruedo los ojos. ¿Al parecer? Pfff!

— ¡Jesús!…- murmuro.
— No menciones el nombre del señor en vano…- Joshua dice amable. Yo simplemente me le quedo viendo por unos segundos antes de suspirar hondo.
— Estoy cansado. Son las 3 de la mañana y no he podido descansar nada gracias a ustedes. Traten de no hacer ruido. Iré a dormir.
— Pero… ¿no vas a ayudarme? – Wonu se para frente a mí.

¿Ayudarlo? Suspiro hondo. Después de que Jeonghan me ha dicho que posiblemente de alguna manera Wonu y yo estemos relacionados, no puedo negarme a ayudarlo, así que simplemente suspiro resignado.

— Sí. Pero tengo mucho sueño. – señalo mi cabeza que aún tiene una venda — Estoy recuperándome de un accidente, ¿te importa si duermo unas horas? – Wonu se encoje de hombros.
— Está bien… iré a esperarte al sofá.- me dice haciéndose a un lado.

De nuevo suspiro resignado mientras entro a mi habitación. Antes de cerrar la puerta, veo a los tres sentados en el sofá viéndome fijamente. Niego con la cabeza y cierro. Necesito descansar, presiento que todo esto tomará demasiada energía de mí.
Share:

2 comentarios:

  1. Jeonghan y Joshua son la delicia… ese diablillo no parará hasta hacerlo pecar… jajaja… pero ambos tiene razón al indicarle a MinGyu que él es el responsable sobre la muerte y la presencia de Wonu en su departamento, aunque Min no tenga la más mínima sospecha de ello.
    Wonu al parecer ha encontrado a un amigo en iguales condiciones que él, Seung Kwan, quien si bien no es de mucha ayuda a descubrir más sobre su vida, le hace recordar el nombre del muchacho que le gustaba, Seok Min… pero ni bien escuchó a MinGyu llamarlo disculpándose por ser grosero… puff!!... que aparece, pero trayendo a Kwan con él… otra alma perdida a quien ayudar… genial.
    Pobre de Min, se le hará muy difícil no maldecir o alabar teniendo a los dos ángeles como huéspedes , sin obviar a Wonu por supuesto, ni quizá a un pelirrojo que anda desaparecido… sip, tienes mucha razón Min, esto tomará mucha energía de ti… jajaja

    Gracias por otro divertido capítulo Mew
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Ay comadre!!! Ese par me mata de risa. Jeonghan es tan el intentando todo contra Joshua hahahahaha en serio, con todas esas fotos y fancam, parece que los estoy viendo mientras leo. Son tan ellos.
    Y a Wonu ya le encanta ser llamado por Gyu aaaaaw tan lindo cuando sonríe porque le está llamando. Espero que Boo haya aportado algo a Gyu para ayudar.
    Esto esta muy divertido.

    ResponderEliminar

Próximamente

Próximamente

Recomendación

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Archivo

Popular Posts